24 de mayo de 2013 / 02:27 a.m.

El centro de apuestas denominado Riviera fue clausurado temporalmente en un operativo realizado por de la Dirección de Espectáculos y Comercio, Desarrollo Urbano y de Protección Civil de Guadalupe.

 

Guadalupe.- • Porque no cumplía con diversos reglamentos municipales un centro de apuestas clausurado temporalmente por las autoridades de Guadalupe.

Esta acción que fue vigilada por elementos de la policía local se llevó a cabo dentro del programa "Ni un casino más", que lleva a cabo el Ayuntamiento guadalupense, para evitar que proliferen los establecimientos de ese giro.

El negocio que fue cerrado se denomina Casino Riviera, el cual está ubicado en la plaza comercial Carrusel, de la avenida Israel Cavazos, unos metros al sur de Pablo Livas.

Fue alrededor de las 17:30 horas cuando arribó a ese sitio el personal de la Dirección de Espectáculos y Comercio, Desarrollo Urbano y de Protección Civil, quienes se entrevistaron con los encargados del negocio para solicitarles la revisión de sus permisos.

Salvador Treviño Flores, director jurídico del Municipio, explicó en entrevista que los representantes del casino no contaban con autorizaciones legales correspondientes.

Al momento de la inspección, las autoridades de Guadalupe descubrieron que el negocio no contaba con permiso para la venta de bebidas alcohólicas, tampoco estaba autorizada la licencia de uso de suelo y no contaba con un plan de contingencia que exige la Dirección de Protección Civil.

De esa forma los representantes de la ley ordenaron que las aproximadamente las 60 personas que había en el inmueble lo desalojaran de inmediato, para proceder a la clausura.

Enseguida y tras el diálogo de los funcionarios locales con los encargados del centro de apuestas se procedió a la colocación de los sellos en cada una de las puertas del local, así como en el elevador, por parte de los inspectores.

Treviño Flores indicó que propietarios o administradores del casino deberán comparecer en los próximos días ante el Ayuntamiento para que exhiban los documentos que amparen el funcionamiento del negocio, si es que cuentan con ellos.

AGUSTÍN MARTÍNEZ