5 de abril de 2013 / 12:54 a.m.

El Tottenham no supo hacer valer su condición de local y reaccionó para empatar 2-2, con el Basilea, luego de ir abajo 2-0 en el partido, donde al final vio cómo su estrella, el galés Gareth Bale se dobló el tobillo derecho.

A la espera del reporte médico que indique que Bale no tiene nada grave, para tener algo rescatable, los Spurs no hicieron un buen partido hoy en la "ida" de los cuartos de final de la Liga Europea, se confiaron ante un rival aguerrido, que pronto tomó la ventaja en el partido.

En la ronda anterior, el equipo inglés desapareció en White Hart Lane al Inter de Milán y creyó que ante los suizos la cosa iba ser más sencilla, pero se equivocaron pese a su localía y sufrieron para sacar la igualada.

Cuatro minutos necesitó el Basilea, para silenciar el inmueble de los londinenses, al minuto 30, Valentín Stocker hizo el 1-0, mientras que Fabian Frei consiguió el 2-0, con certero testarazo, en jugada de tiro de esquina.

Con dos goles en contra, el Tottenham despertó y con la calidad de sus jugadores pudo dar alcance a los suizos, que dejaron de atacar y trataron de aguantar la diferencia.

Al minuto 40, el togolés Emmanuel Adebayor acercó a los de casa 2-1, situación que le permitió al Tottenham buscar el empate en todo el segundo lapso, el cual consiguió al 58, por conducto del finlandés Gylfi Sigurdsson.

Cerca del final, en una acción el galés Gareth Bale peleó un balón y se le dobló el tobillo derecho de forma aparatosa, lo que causó preocupación en el Tottenham, aunque se conoce aún, si es grave.

Con la igualada, el equipo inglés deberá buscar la victoria a como dé lugar en Suiza el próximo jueves, en tanto que el Basilea necesita la victoria o el empate 1-1, para seguir en la Liga Europea.

Notimex