Rogelio Agustín
18 de agosto de 2013 / 10:30 p.m.

 

Guerrero • Este domingo se desarrolló en Chilpancingo la primera caminata canina, con la intención de respaldar a las razas consideradas como “potencialmente peligrosas”.

En el evento participaron alrededor de 300 personas con sus respectivas mascotas, todas ellas preocupadas por la estigmatización que prevalece en contra de las razas de perros que la sociedad considera como riesgosos.

La movilización también tuvo la finalidad de hacer un pronunciamiento contra la violencia, el abandono y expresiones de crueldad en contra de todo tipo de mascotas.

Jazwinder Tapia Serna y Bernardo Nava Ávila, organizadores de la caminata comenzaron a difundir la invitación a través de redes sociales desde el jueves 15 de agosto, por lo que el hecho de que se sumaran más de 300 personas superó las expectativas que se tenían.

La caminata salió de la avenida Guerrero, a la altura de la colonia Ruffo Figueroa, y circuló por avenidas como la Benito Juárez, Ignacio Manuel Altamirano y Miguel Alemán.

El punto final fue el parque Unidos por Guerrero, lugar en el que los dueños de mascotas caninas realizaron una exhibición relacionada con la forma en que se debe proceder para evitar el ataque de un perro sin ejercer el maltratarlo.

Se intercambiaron experiencias y técnicas de adiestramiento para hacer más llevadera la relación de los dueños con sus mascotas, las que al llegar a cierta edad son víctimas constantes de maltrato.

De acuerdo a los organizadores de la caminata, en la capital de Guerrero actualmente hay más de tres mil seiscientos perros sin un hogar, lo que representa un problema para la salud.

Indicaron que una manera de abatir la proliferación de perros en la calle es fomentar la esterilización de las hembras, ya que una mascota no es un adorno que pueda tenerse en un lugar fijo, requiere de atención y cuidado, de lo contrario puede convertirse en un factor de conflicto.