26 de agosto de 2013 / 03:18 a.m.

Xaltianguis, Gro • Al realizar los funerales de la mujer que privó de la vida a sus tres hijos menores de edad y se suicidó, con una pistola 38 especial, en el poblado de Xaltinaguis, se reveló que estaba bajo tratamiento medicó y psicológico por alteraciones nerviosas.

Familiares de la mujer aseguran que estaba en tratamiento psiquiátrico debido a que presentaba alteraciones nerviosas y constantemente tenía que ser vigilada por su madre y esposo.

"Liliana Vega, era una mujer muy seria, quería mucho a sus hijos, era una madre muy protectora".

"Pero tenía problemas psicológicos, y un descuido provocó una terrible tragedia para la familia", dijo Jorge Armando Carrillo Adame.

Aclara que nunca formó parte de la Policía Ciudadana, ni siquiera intentó, ella sabía que no estaba bien de salud, relató su cuñado Carrillo Adame.

En tanto el coordinador de la Policía Ciudadana asegura que Liliana, la madre de los tres menores asesinados, tenía más bien una relación más constante con las personas de la iglesia donde era muy participativa.

"Ella dejó un mensaje para su mamá, que es con la que vivía. Dicen que se encerró en la casa y luego tomó la decisión, se escucharon los balazos y pues todos nos imaginamos la peor".

"Nosotros, la Policía Ciudadana, llegamos a las 04:20 horas, tenía como 20 minutos de haber ocurrido la tragedia", contó Jiménez Blanco.

Al panteón acudieron familiares, vecinos y habitantes de la colonia Cervantes, donde ocurrió la tragedia ayer por la madrugada cuando Liliana Vega, asesinó a sus tres hijos de nueve, cuatro y un año de nacidos, y en seguida con la misma pistola de disparó en la sien derecha y murió.

JAVIER TRUJILLO