4 de septiembre de 2013 / 12:20 a.m.

Veracruz • Inconformes por la aprobación de la Ley de Servicio Profesional Docente, maestros de todo el estado realizaron paro de brazos caídos; tomaron carreteras y casetas de peaje de puentes y autopistas, liberando del pago de las mismas a los automovilistas.

Vía redes sociales y perifoneo en los municipios "pequeños", los profesores están anunciando que el paro de labores será por tiempo indefinido y llaman a los padres de familia a su comprensión y participación en la marcha y toma de algunos edificios públicos que realizarán este miércoles.

Si bien el gobierno del estado informó vía comunicado que “solo 381 escuelas pararon clases”, la realidad es que en todos y cada uno de los 212 municipios del estado hubo manifestaciones y suspensión de actividades.

En Coatzacoalcos los docentes tomaron durante más de cuatro horas la caseta de peaje del puente Coatzacoalcos I, dejando pasar a los automovilistas sin pagar; en Acayucan hicieron lo mismo con la autopista, en tanto que en Las Choapas y en Minatitlán cerraron por momentos tres carreteras federales.

En San Andrés Tuxtla los profesores se plantaron frente al Palacio Municipal, gritando consignas contra la diputada federal priista Marina Garay Cabada, a quien llamaron traidora, al haber apoyado esta legislación que atenta contra el magisterio.

En la zona centro los docentes acudieron a las escuelas pero no impartieron clases, por lo que los padres de familia se toparon con la sorpresa de que no estaban laborando.

Si bien son las secciones 32 y 56 del SNTE las que aglutinan a casi el 70 por ciento del magisterio y este sindicato no participa como organización en el paro, en la mayoría de los planteles hay docentes de otros sindicatos que sí pararon y que de alguna manera afectó las labores en los mismos.

Desde el fin de semana los profesores veracruzanos se han movilizado con manifestaciones y paros, pero este martes se generalizó por tiempo indefinido.

Nunca antes, salvo en campañas electorales en que les ordenan ir a mítines políticos en apoyo de algún candidato o partido, se había visto en Veracruz tantos maestros movilizándose por una misma causa.

El gobernador Javier Duarte de Ochoa aseguró que los maestros del estado no tienen nada de qué preocuparse, pues su estabilidad laboral está garantizada.

Durante la reunión que sostuvo con directivos del Sindicato Estatal de Trabajadores al Servicio de la Educación (SETSE), cuyos integrantes participaron en el paro, Javier Duarte respondió así a las inquietudes generadas en torno a la aprobación de las leyes secundarias en el Congreso de la Unión, como parte de la Reforma Educativa.

El mandatario estatal refrendó su apoyo y respaldo con los maestros, a quienes reconoció públicamente por demostrar su vocación y compromiso con la docencia; dijo que todos sus puntos de vista, respecto a la Reforma Educativa, serán escuchados.

ISABEL ZAMUDIO