8 de marzo de 2013 / 06:22 p.m.

San Nicolás • A un año del asesinato del estudiante José Fidencio García, integrantes de la Asamblea Estudiantil de la UANL efectuaron un plantón y llevaron a cabo una conferencia junto a la Flama de la Verdad, en Ciudad Universitaria.

Los jóvenes volvieron a hacer un llamado no sólo a sus compañeros estudiantes, sino a la misma Universidad para que no asuma una actitud pasiva ante la situación de violencia e inseguridad.

El 7 de enero de 2012, en la colonia Mirador de San Nicolás, el alumno de la carrera de Filosofía y Letras, conocido como “Zury”, fue acribillado por desconocidos cuando pintaba un mensaje de paz en una barda, dentro de sus actividades de Servicio Social.

“A largo de un año de reflexión nos hemos dado cuenta de lo que ha provocado la violencia es, además, a la desigualdad, y esto surge porque la Universidad y el conocimiento no están al servicio del pueblo”, comentó Ericka Oaxaca, quien cursa un posgrado en Psicología.

La conferencia fue enmarcada con decenas de pañuelos de manta, en los que los universitarios bordaron cada caso de sus compañeros que han sido víctimas de esta violencia.

Ante los casos frecuentes de estudiantes que injustamente han sido alcanzados por las balas, los jóvenes urgieron a las autoridades de la Máxima Casa de Estudios a ser más participativas y abordar dicha problemática.

“La universidad que permanece ajena a las coyunturas, la universidad que es apática, la universidad que es acrítica, la universidad que no participa, no sirve, es inservible para la sociedad”, recalcó Alan de Anda, de la carrera de Economía.

Los manifestantes fueron acompañados durante el evento por la señora Leticia Hidalgo, cuyo hijo desapareció en condiciones misteriosas en Escobedo, hace cerca de dos años.

Ella coincidió con los estudiantes universitarios, al afirmar que los homenajes póstumos no son suficientes para erradicar y solucionar el problema de la violencia, sino que es necesario crear consciencia entre la sociedad.

“No necesitamos solamente homenajes a las personas asesinadas o desaparecidas. A los estudiantes asesinados o desaparecidos. Necesitamos hacer consciencia y necesitamos que la Universidad de involucre”, enfatizó.

Durante la conferencia también se colocaron algunas cartulinas con los datos y fotos de los alumnos que han perdido la vida violentamente en los últimos meses.

Entre estos se pudo observar el correspondiente al alumno de FIME César Emilio Méndez Carrizales, quien apenas el pasado 13 de febrero fue asesinado junto con su novia por integrantes del crimen organizado.

AGUSTÍN MARTÍNEZ