27 de julio de 2013 / 04:27 p.m.

Monterrey.- • Para brindar atención, orientación, tratamiento y asistencia social a los adolescentes de 12 a 14 años que cometieron algún delito no grave y que por ley no ameritan reclusión, las autoridades estatales realizaron la Primera Jornada de Integración Familiar 2013.

La Subsecretaria de Prevención Social y Participación Ciudadana, Patricia Salazar Marroquín, dijo que en el seminario participan tanto hijos como padres de familia que son atendidos en el Centro de Atención Integral para Adolescentes (CAIPA).

A la fecha, indicó, dicho centro brinda servicio a 66 adolescentes y 90 padres de familia que han sido remitidos por los agentes del Ministerio Público Especializando en Justicia para Adolescentes y los Jueces de Garantías de Adolescentes Infractores.

La funcionaria estatal refirió que la subsecretaría, a través del CAIPA, detecta a los adolescentes desde que llegan al Ministerio Público por cometer las infracciones, y se les atiende tanto en el aspecto psicosocial, educativo, laboral y familiar.

Resaltó que los estos centros especializados serán replicados en los 51 municipios para atender a un mayor número de jóvenes en toda la entidad.

"Sabemos que poco a poco vamos a ir sacando adelante a los jóvenes, porque no solamente se trata de una plática, es buscar la manera, es darles educación, es darles cultura, es darles algún deporte, es darles trabajo", expresó.

Añadió que "es toda una estrategia, en donde no nada más se enfoca en el tema personal, sino el entorno y lo que lleva al joven a verdaderamente tener una vida de calidad".

Refirió que a través de esta Jornada de Integración Familiar se pretende fortalecer los lazos afectivos, la comunicación, convivencia y armonía de los adolescentes y sus padres en la vida diaria a fin de prevenir la reincidencia de sus comportamientos delictivos.

Salazar Marroquín exhortó a los padres de familia a que estén al pendiente de sus hijos, ante cualquier situación de riesgo que detecten en su entorno social.

NOTIMEX