9 de diciembre de 2013 / 02:48 p.m.

Monterrey.- Con motivo del primer aniversario luctuoso de Jenni Rivera su familia realizó el lunes por la madrugada una Serenata de Respeto, en donde los padres de la fallecida cantante ofrecieron unas palabras para el público que los acompañó.

Lupillo, quien organizó el evento, aprovecho el mismo para reconciliarse con sus padres, por lo que antes de terminar el concierto, pidió a sus padres Pedro Rivera y Rosa Saavedra, dirigirse al escenario para expresar sus sentimientos acerca del homenaje a La Diva de la Banda, realizado en el mismo lugar en el que falleció hace un año.

"No le reclamo a Dios el porqué se la llevó", dijo la madre, y después de un abrazo entre los tres, la familia se vio unida una vez más, dejando a Lupillo continuar con el repertorio que tenía preparado para esa noche.

Los temas que interpretó fueron de el, tanto como los de Jenni Rivera el evento comenzó desde las 12:20 horas, hasta las 2:30 horas.

Tal como lo auguró antes de su concierto de homenaje a "La Diva de la Banda", fue una noche emotiva y difícil para Lupillo, quien en diversos pasajes de su actuación se quebraba por el llanto y dolor, al interpretar "las canciones que más pedía mi carnala en las parrandas", pero sin duda alguna la que le llegó al corazón fue Amor Eterno ya casi para finalizar el concierto, donde pidió al público un minuto de silencio para su hermana.

En la Unidad Deportiva de este municipio, al sur de Nuevo León, los fanáticos que desafiaron unos cinco grados de temperatura, acompañaron también en su tributo al "Toro del Corrido" en cada uno de los temas, ya sea con banda sinaloense, grupo norteño o mariachi, de los que se hizo acompañar en su actuación de dos horas.

Todo el concierto estuvo llenó de emociones, donde cada espectador como el mismo Lupillo dejaron su alma en el lugar.

A pesar del motivo de la reunión, el ambiente fue más de fiesta que de luto, inclusive algunas fanáticas iban vestidas como lo hacía Jenni en su momento y no faltaba quien llevara el tequila de la cantante para recordarla como alguna vez ella lo pidió, con una fiesta.

Redacción