29 de octubre de 2013 / 11:21 p.m.

Ugo Ruiz dijo que a lo largo de esos 130 años, San Pedro ha destacado al grado de considerarse el municipio “diferente” a nivel nacional.

 

San Pedro Garza García.- En un evento encabezado por Ugo Ruiz, se realizó una sesión solemne de Cabildo, en donde el Ayuntamiento de San Pedro Garza García celebró el 130 aniversario de haber pasado de ser villa a municipio. 

El munícipe comentó que no se tiene el día preciso, pero que en este año se cumplieron 130 años de la primera sesión de Cabildo en su municipio.

“Ciento treinta años de la primera sesión de Cabildo, de lo que entonces era la Villa de Garza García, y hoy celebramos el 130 aniversario, no precisamente que haya sido en este día, pero sí en este año, y con la intención de no dejar pasar el tiempo, detenernos un poquito a recordar la historia.

“Vino el historiador del municipio para recordar algunos hechos de entonces, vino también don Ignacio Martínez, integrante del Cabildo cuando se celebraron los 100 años de la primera sesión de Cabildo, entonces, recordar un poquito eso”, dijo.

El edil colocó en una pared del Palacio Municipal, que a principios del siglo pasado fungió como cárcel sampetrina, una copia de la primera acta de Cabildo.

Ugo Ruiz dijo que a lo largo de esos 130 años, San Pedro ha destacado al grado de considerarse el municipio “diferente” a nivel nacional.

“Recalco mucho la distinción que hay sobre San Pedro, nada más este año hemos sido premiados con tres premios nacionales que ustedes los han visto aquí en la presentación que hemos hecho de ellos, pero no siempre fue así.

“El municipio, y por lo que vemos en los primeros discursos, lo que buscaba era integrar en la buena voluntad, en la buena fe, en el coraje de aquellos hombres y mujeres de Garza García, la intención de ir creando un mejor lugar para vivir”.

Al respecto, Carlos González, cronista de San Pedro Garza García, destacó los problemas por lo que pasó San Pedro Garza García hace 140 años para poder convertirse en municipio.

“Realmente problemas de todo tipo se les presentaron, uno de ellos es que no se completaban los mil habitantes que exigía la ley para crear un nuevo municipio, no contaban con tierras propias del municipio para poder crear esta autoridad, sin embargo ellos se cedieron 200 manzanas del fondo legal existente, del cual eran dueños comunales y así lograron demasiados sueños”, dijo González.

Ricardo Alanís