21 de mayo de 2013 / 11:52 p.m.

Cuernavaca • El Instituto Estatal de Protección Civil concluyó que en caso de una contingencia volcánica de emergencia, el estado de Morelos tendría hasta 72 horas para poner a salvo a los pobladores de los municipios y pueblos ubicados en la falda del volcán Popocatépetl cuya actividad mantiene el amarillo de alerta en Amarillo Fase Tres.

Al realizarse un nuevo simulacro de evacuación volcánica en el estado de Morelos, en el que participaron un poco más de 600 personas, Georgina Martínez Latisnere, titular del IEPC, aseguró este martes que las condiciones son óptimas para que el total de habitantes que viven en las poblaciones morelenses más cercanas al volcán como Hueyapan, Tlalmimilulpan, Ocoxaltepec, Tetela del Volcán, Ocuituco, Texcala, Yecapixtla, Temoac y Zacualpan de Amilpas.

La funcionaria agregó que desde las comunidades hasta los 41 albergues habililtados en el estado de Morelos, el tiempo calculado de traslado es de una hora, hora y media, y hasta dos horas, utilizando en todo momento las cinco rutas de evacuación, transitando por ellas unas diez mil personas proveniente de todas las comunidades cercanas al volcán.

En el nuevo simulacro de evacuación volcánica realizado este martes, participaron elementos de diversas corporaciones policiacas y de rescate federales, estatales, municipales, como son las Policías Federal, Estatal y locales; todas las instancias de protección civil así como elementos del Ejército con sus distintivos amarillo del Plan DNIII y la Cruz Roja Mexicana.

Con el supuesto de que el Centro Nacional de Prevención de Desastres (CENAPRED) modificó la alerta volcánica a Rojo Fase I, en punto de las 07:00 horas, en el Instituto Estatal Protección Civil en Cuernavaca se instaló el Centro de Mando desde donde se coordinaron todas las acciones en tiempo real.

En las comunidades de Hueyapan y en el centro Tetela del Volcán, que son las más cercanas de Morelos a “Don Goyo”, como los mismos pobladores le llaman al coloso, las actividades diarias se dieron con normalidad. Los comercios abrieron sus puertas, los puestos de tamales en la calle, las mujeres en sus quehaceres diarios, los niños en la escuela y los hombres salieron muy temprano a sus trabajos.

En medio de esa normalidad vino el ajetreo. A las 09:30 horas vía radio se avisó sobre el cambio en la Alerta Volcánica a Rojo Fase II; ante ellos, el personal de Protección Civil estatal y del Ejército Mexicano iniciaron el Plan de Evacuación Simulado.

En minutos, llegaron elementos del Ejercito implementando el Plan DN-III, cuerpos de rescate como el Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas (ERUM), la Cruz Roja Mexicana, cuadrillas del Instituto Estatal de Protección Civil, Policía Federal, estatal y municipal, listos para atender las emergencias y ayudar a la población de una supuesta actividad explosiva del Volcán Popocatépetl.

Como apoyo, en la entrada del municipio de Tetela del Volcán y en la Plaza Cívica del Hueyapan ya había vehículos proporcionados por la Secretaría de Movilidad y Transporte, para llevar a las familias desalojadas a los albergues previamente preparados.

Los municipios de Temoac y Zacualpan de Amilpas, también forman parte de la ruta de evacuación, y tuvieron conocimiento de este primer simulacro, que servirá para evaluar y corregir las acciones encaminadas a salvaguardar la vida de los pobladores que habitan los municipios más cercanos al Volcán Popocatépetl: Tetela del Volcán, Ocuituco, Yecapixtla, Temoac y Zacualpan de Amilpas.

DAVID MONROY