28 de septiembre de 2013 / 09:36 p.m.

Monterrey.- Tras la muerte de Roxanna, la chef que murió en Prados de San Jerónimo, los vecinos de los distintos sectores de esta zona en Monterrey, han decidido marcar un ya basta.

Vecinos de los diversos sectores se reunieron en el parque de la colonia San Jerónimo, buscando realizar acciones para poner un alto a la inseguridad.

Jaime, uno de los habitantes del sector, señaló que a la reunión asistieron autoridades como el presidente del Consejo de Seguridad Pública, Alfonso Verde Cuenca, aunque pedirán en las futuras semanas que arriben a las reuniones de trabajo de los colonos acudan integrantes del ayuntamiento presidido por Margarita Arellanes, sobre todo en temas relacionados a seguridad y prevención del delito.

Según los mismos colonos, los sectores suman cerca de 11 mil viviendas, por lo que buscarán instalar cámaras de seguridad en las entradas principales; aunque para algunas otras acciones requerirán el apoyo de la autoridad municipal, pues solicitan el apoyo al denunciar que el alumbrado público en ciertos días y horas deja de funcionar.

También solicitan a la autoridad estatal el que los taxis tengan mayor control de acceso a estas zonas y con ciertas características que brinden seguridad, como son iluminación dentro del vehículo por las noches, y descartar con ello el porte de arma en el caso de que se trate de taxistas vinculados a la delincuencia.

Ante ello, los vecinos acordaron sostener reuniones cada semana, siendo la próxima el sábado 5 de octubre en la plaza de la colonia San Jerónimo a las 10:00 de la mañana.

El pasado jueves la joven Roxanna Moya, de 27 años, murió a causa de un impacto de bala en la cabeza al evitar un asalto en el interior de su casa, ubicada en la calle Manuel García Morente en la colonia Pardos de San Jerónimo, y en donde finalmente le arrebataron además de la vida una suma de 10 mil pesos.

Este hecho indignó a la comunidad del sector, lanzando un llamado a la autoridad al mencionar que este no es un hecho aislado, pues constantemente se reportan atracos, cristalazos e incluso personas sospechosas en horas diurnas.

Israel Santacruz