5 de noviembre de 2013 / 06:33 p.m.

Pese a las voces en contra de ciudadanos y políticos, el replaqueo es un hecho para el próximo año, indicó el gobernador Rodrigo Medina de la Cruz, argumentando que se trata de una norma de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.

 

 

Monterrey.- Pese a las voces en contra de ciudadanos y políticos, el replaqueo es un hecho para el próximo año, indicó el gobernador Rodrigo Medina de la Cruz, argumentando que se trata de una norma de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.

Con la participación ciudadana en el proceso de adquisición así como la revisión del inventario de láminas, esperan que la población confíe en el proceso.

“Sabemos que esto es algo que siempre provoca polémica pero es algo que se tiene que hacer y que el Estado lo hará con transparencia”, señaló Medina de la Cruz.

Por su parte el jefe de la Oficina Ejecutiva de la Gubernatura, Jorge Domene subrayó que no hay marcha atrás y el primer día hábil de 2014 los automovilistas tendrán que cambiar sus placas.

“Esta es una decisión que está tomada, que va para adelante y que estamos esperando los tiempos para que se dé”, indicó.

El replaqueo se realizará para actualizar el padrón vehicular, por cuestión de seguridad y también por la cuestión financiera, pues es de ahí donde los municipios obtienen hasta un 20 por ciento de ingresos, explicó el funcionario.

“Hay que recordar que hay una ley fiscal en donde los municipios se ven beneficiados de estos cobros estatales, donde hay una participación de hasta el 20 por ciento de los ingresos, todo esto va dentro de los pronósticos de 2014 en este caso que tendrá un beneficio tanto para el estado como para los municipios”, dijo.

Ni tranza ni cuestión política

Mientras los ciudadanos todavía recuerdan el robo de 312 mil 933 juegos de placas en el Instituto de Control Vehicular que le costó al erario 68 millones de pesos, Domene Zambrano indicó que el caso fue aclarado y por ello pondrán algunos candados en la nueva licitación.

“Robo de placas quedó aclarado, “dentro de la licitación se está cuidando que si hubiese un inventario sobrante al finalizar diciembre, en la convocatoria hay una base de que ese inventario sea absorbido por el ganador para que no haya un deterioro de las finanzas del estado”, dijo.

En tanto, el mandatario estatal descartó que los recursos obtenidos por replaqueo, tenencia y refrendo vayan a parar a campañas políticas como han acusado sus detractores.

“Aquí no debemos tomar decisiones más que las que sea de oficio”, advirtió.

El costo por el canje de placas será de 324 pesos y se realizará a partir del primer día hábil de 2014. Además los propietarios de un vehículo tendrán que pagar la tenencia y el refrendo.

Sandra González Cortés