10 de septiembre de 2013 / 02:33 p.m.

Monterrey • La delegada del Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores (Inapam), Sonia González, dijo que en breve dará a conocer el resultado de una auditoría en las casas de asistencia o asilo de ancianos tras la denuncia que hizo Milenio en la casa Hogar Consuelo, ubicada en el municipio de Cerralvo, Nuevo León.

La funcionaria reprobó la forma de operar de dicho asilo, donde las personas han vivido una historia de terror, ante la falta de un trato adecuado y de alimentación.

Tras revelarse el caso de la señora María Luisa González Carmona, de 64 años de edad, quien recibió maltrato en dicho centro, ahora las autoridades buscan crear un censo de dichos lugares y ver cuáles cumplen con las normas de calidad para el adulto mayor.

“Nosotros, nuestra atribución es inspeccionar y vigilar, se les presentó esta acta de inspección la cual está basada sobre la norma 031-SSA3-2012 la cual el asilo de Cerralvo no cumplió con el 85 por ciento. No había alguna comida que fuera nutricional, no enfermeras, no nutriólogo para el cuidado del adulto mayor, más sin embargo nosotros no tenemos facultades para sancionar.

“No hay un registro, yo empecé en mayo como delegada y yo tengo la obligación de levantar un registro único de todos los centros, asilos, casas de reposo, ese registro, voy a ser un censo a los cuales los vamos a revisar e inspeccionar y yo personalmente si es necesario acudiré a todos los municipios del estado con estricto apego a la ley.

“Yo me comprometo a hacerle llegar un censo de los centros y casas de asilo que vamos a estar inspeccionando y me comprometo a hacerle llegar la cantidad de dicho censo y vamos a establecer quiénes cumplieron y quiénes no cumplieron, esa es mi obligación”, añadió.

González manifestó que la autoridad municipal no tiene la facultad para ir a clausurar el lugar ni siquiera temporalmente, ya que es la autoridad estatal, en este caso la Procuraduría de la Defensa del Adulto Mayor en el DIF.

La funcionaria comentó que en el transcurso del lunes recibió una serie de denuncias de otros asilos.

“La triste realidad es que en el transcurso de todo el día en mis oficinas del INAPAM he recibido denuncias de personas que han acudido personalmente como también en mi mail me han llegado denuncias, fotografías, hubo una persona que rescató a su papá en condiciones deplorables con una llaga tremenda en la parte baja de su espalda por tenerlo en una sola posición”, dijo.

Asimismo dejó a disposición de la comunidad el número telefónico 8344-7045 para alguna información.

MARILÚ OVIEDO