19 de diciembre de 2013 / 02:11 a.m.

La construcción en todas las áreas donde los trabajadores tienen que estar a alturas elevadas se detuvo el domingo, un día después de la segunda muerte de un trabajador en el Arena Amazonia.

 

Un tribunal laboral permitió el miércoles reanudar las obras en el estadio de la Copa del Mundo donde un hombre murió al caer mientras trabajaba en el techo del recinto en la ciudad amazónica de Manaos.

La construcción en todas las áreas donde los trabajadores tienen que estar a alturas elevadas se detuvo el domingo, un día después de la segunda muerte de un trabajador en el Arena Amazonia.

La sede albergará cuatro partidos de la primera ronda del Mundial en junio del próximo año: Inglaterra-Italia, Estados Unidos-Portugal, Camerún-Croacia y Honduras-Suiza.

Las autoridades laborales inspeccionaron el lugar el lunes y el martes, y dijeron que los constructores mostraron que se han tomado todas las medidas para garantizar la seguridad de los trabajadores.

Sin embargo, el juez que permitió la reanudación de las obras dijo que sólo se podrá trabajar en el techo durante el día. El accidente en el que murió el obrero de 22 años ocurrió hacia las 4 de la madrugada, como parte del turno nocturno. Las causas aún se están investigando.

El techo está diseñado para asemejarse a una serpiente después de que todos los paneles con forma de diamantes se instalen en el estadio con capacidad para 42.000 personas.

Los organizadores locales de la Copa Mundial dijeron que todavía están tratando de determinar hasta qué punto el receso en las obras demorará la entrega del estadio.

"Ahora nos reuniremos con (la firma constructora) Andrade Gutiérrez para rehacer el calendario y reprogramar lo que aún queda por hacer y determinar nuevos plazos", dijo el coordinador local de la Copa del Mundo Miguel Capobiango Neto en un comunicado.

El Arena Amazonia es uno de los seis estadios que no serán entregados antes de fin de año, como quería la FIFA, aunque las obras en el lugar se habían completado en un 93% cuando ocurrió el accidente. Los organizadores esperaban tenerlo listo a mediados de enero, cuando el primer evento de prueba está programado para realizarse, con unos 10.000 trabajadores que participaron en la construcción como espectadores.

Cerca de 2.000 trabajadores se encuentran actualmente en el lugar de la construcción en busca de terminar la obra.

La primera muerte en el Arena Amazonia ocurrió en marzo. Pocas horas después del accidente del sábado, otro trabajador murió de un ataque al corazón mientras pavimentaba una zona fuera de la sede.

A finales de noviembre, dos trabajadores murieron cuando una grúa se derrumbó mientras cargaba una pieza de 500 toneladas del techo del estadio que el 12 de junio albergará el partido inaugural de la Copa del Mundo en Sao Paulo. El año pasado, un trabajador murió en el lugar de construcción del estadio en la capital del país, Brasilia. Otro trabajador murió en abril en el nuevo estadio del Palmeiras, que algunas selecciones podrían utilizar como lugar de entrenamiento en Sao Paulo.

AP