Luis García y Sandra González
5 de julio de 2013 / 12:52 p.m.

 

Monterrey  • La crisis que atraviesa la relación entre el Gobierno del Estado y los municipios metropolitanos gobernados por alcaldes panistas se recrudeció este jueves con acusaciones mutuas de politizar el reparto de recursos.

El grupo de alcaldes de Monterrey, San Pedro, Santa Catarina, San Nicolás y Juárez acusaron a la administración de Rodrigo Medina de afectar proyectos de obra mediante el retraso de fondos federales y estatales, aún cuando éstos últimos ya están en su poder.

Como respuesta, el estado acusó a los ediles de politizar el tema y de repartir culpas por no haber sabido gestionar adecuadamente la entrega de estos recursos.

La pugna es por una bolsa de 484 millones 334 mil pesos, según los alcaldes panistas.

De arranque, los munícipes lanzaron un ultimátum al estado para recibir a la brevedad estos recursos pendientes.

Mediante una carta dirigida al gobernador, los ediles de Monterrey, San Nicolás, Santa Catarina, Juárez y San Pedro reclamaron celeridad en la distribución del Fondo Metropolitano y denunciaron que no han recibido las ministraciones del Impuesto Sobre Nómina.

La misiva advertía además que la misma situación privaba en los distintos fondos descentralizados, lo que los habría orillado a posponer proyectos estratégicos.

Posteriormente, los alcaldes sostuvieron una encerrona en la Secretaría General de Gobierno con sus homólogos del PRI, ante quienes dijeron que no aceptarían “más excusas” al respecto.

En respuesta, el secretario general de Gobierno, Álvaro Ibarra, llamó a no politizar este asunto y aseguró que el estado no dejará solos a los ediles.

“No es un tema de exigir, es un tema de cumplir más que todo… quiero decirles que este tema no se debe de partidizar porque no es un tema de política, es un tema meramente técnico.

“En ningún momento nos hemos deslindado de ello…estamos con ellos, estamos trabajando con ellos y no los vamos a dejar solos a llegar a ello”, refirió.

La alcaldesa de Monterrey, Margarita Arellanes, demandó que el estado cumpla con los compromisos que se han pactado.

“No queremos pretextos, porque los argumentos luego se convierten en pretextos, y al final de cuentas lo que queremos son resultados (…)”, manifestó.

Pese a esta condición, la edil descartó que las obras públicas que se fondearán con estos recursos corran riesgo.

Por su parte, Víctor Pérez, alcalde de Santa Catarina, argumentó que esta problemática se ha traducido en falta de atención a plazas públicas, imposibilidad de comprar más patrullas e incrementar la cantidad de policías en la ciudad.

Recordó además que el Fondo Metropolitano se encuentra comprometido a la construcción de un tercer carril en la avenida Industriales.

“Lo que exigimos ahora es que, así como hicimos el anuncio con el gobernador cuando él nos dijo que ya había desatorado esos recursos y había hecho un acuerdo con Hacienda para que bajaran, así lo que nosotros queremos es que no se desentienda de este tema como lo ha hecho públicamente”, expresó.

Rodolfo Ambriz, alcalde de Juárez, indicó que en el caso de su municipio le perjudica gravemente la falta de recursos, por lo que se sumó a la exigencia de que éstos se liberen lo antes posible ante el cúmulo de obras pendientes.

La exigencia

De fondos descentralizados los panistas piden 122 millones de pesos: Monterrey recibiría 32 millones; San Nicolás, San Pedro y Santa Catarina 30 cada uno.

Del ISN que el estado ha recaudado, Monterrey reclama 70 millones de pesos; San Nicolás 22 millones 500 mil pesos; San Pedro 20 millones y Santa Catarina 14 millones de pesos.

Del Fondo Metropolitano Monterrey obtendría 133 millones; San Nicolás 53 millones 700 mil; San Pedro 13 millones 800 mil, y Santa Catarina 35 millones.