24 de marzo de 2013 / 03:17 p.m.

Munícipe señala que esperan alrededor de 500 mil visitantes sólo este fin de semana en la presa La Boca, la Cola de Caballo y otros puntos.

 

 Monterrey • Con la Semana Santa, el municipio de Santiago espera se dé un repunte en la derrama económica que dejan los turistas, pues se calcula que el fin de semana iniciará con por lo menos unos 500 mil visitantes.

Al arrancar el operativo de Seguridad por la temporada vacacional, en coordinación con Monterrey, el alcalde santiaguense, Homar Almaguer Salazar, explicó que la gente del área metropolitana ha retomado la confianza en su municipio, y en los últimos meses se ha notado un incremento fuerte en el número de paseantes.

“Los reportes de los comerciantes dicen que en las última semana subieron sus ventas en un 80 por ciento, comparadas con las mismas fechas del año pasado”, puntualizó el munícipe.

Almaguer explicó que los habitantes de la zona metropolitana comienzan a perder el temor de viajar a parajes turísticos como Los Cavazos, Villa de Santiago, la Cola de Caballo, la Presa de la Boca, entre algunos otros que durante los últimos años habían visto cómo se derrumbaba la cantidad de visitantes.

El pasado fin de semana, por ejemplo, se registraron 5 mil vehículos que entraron a la zona de la Presa de la Boca.

“Para el sábado y domingo, que inicia la temporada vacacional, esperamos unos 500 mil visitantes”, enfatizó el alcalde.

A ese respecto, el edil santiaguense garantizó la seguridad para todos los paseantes.

Para ellos se instalarán módulos sobre la Carretera Nacional, con gente de Protección Civil, Policía y Tránsito, y habrá coordinación con el municipio de Monterrey, que suman cerca de 300 elementos.

“Aquí está la demostración, la gente se siente segura y si volteas ahorita a la carretera, vas a ver el flujo de vehículos que tenemos, teníamos mucho tiempo de no ver ese flujo, la gente ya está recuperando la confianza en que este es un municipio seguro”, subrayó el munícipe.

Por su parte, la alcaldesa de Monterrey, Margarita Arellanes Cervantes señaló que se buscó la coordinación con el Ayuntamiento de Santiago por la importancia que tiene este municipio para los regiomontanos, que la visitan cada fin de semana y la idea es garantizar la seguridad y el flujo vehicular “y que todo se desarrolle en óptimas condiciones”, según mencionó.

“Van a estar operativos de Tránsito buscando que la gente no se pare en los acotamientos, que haya flujo continuo”, y sobre todo, vigilarán que los conductores no excedan los límites de velocidad, para reducir el riesgo de accidentes.

Los dos alcaldes encabezaron el inicio de un operativo conjunto encaminado a brindar seguridad a los automovilistas y paseantes en general, en el contexto de la alta afluencia que se presenta en la carretera Nacional.

La alcaldesa regiomontana señaló que la intención es garantizar protección en las entradas y salidas de ambos municipios, encaminada a principalmente a seguridad y vialidad.

“Estamos haciendo este operativo con el municipio de Santiago; sabemos de la importancia que tiene para todos los nuevoleoneses y personas de otra parte de la República que acuden en los días de descanso a poder disfrutar de una ciudad que tiene un encanto, por eso es Pueblo Mágico”, expresó la alcaldesa.

Francisco Zúñiga Esquivel