30 de agosto de 2013 / 01:28 a.m.

Monterrey.- • La Comisión Nacional contra las Adicciones (Conadic) puso punto final a la polémica generada por el debate de la legalización de la mariguana, al advertir que el Gobierno Federal no se encuentra en condiciones de solventar un cambio de esta magnitud.

En su visita a Nuevo León, el titular de la dependencia, Fernando Cano Ovalle, señaló que esta posibilidad se encuentra fuera de la consideración de las autoridades, que no estarían dispuestas a asumir el costo que ello implicaría.

"Se lo diría en una forma muy breve: más demanda, más daño, más compromiso, más presupuesto, y más muerte.

"El Gobierno federal no estaría en condiciones de asumir el costo social y el costo económico en el caso de que se tienda a legalizar la droga", refirió.

El funcionario recordó que en el Distrito Federal y otros estados ya existe una despenalización de ciertas cantidades, pero el paso de la legalización abarcaría a toda la cadena, desde la producción hasta la venta.

En Nuevo León el consumo de mariguana ha escalado en los años recientes, y se ubica como la droga ilegal de mayor uso entre la comunidad regiomontana, por debajo del alcohol y a la par del tabaco.

Durante la apertura de un Centro de Atención Primaria a las Adicciones (CAPA), Cano Ovalle exhibió a la entidad como un punto fuerte de combate al consumo, pero con problemas en tres rubros, incluido el uso de cannabis.

"En 2011 las drogas de inicio en Nuevo León y en particular en Monterrey, el primer lugar era tabaco, el segundo era alcohol con 31 por ciento y mariguana con 14 por ciento...en 2012, sigue siendo tabaco, alcohol y mariguana, pero creciente.

"La droga de mayor impacto en esta región y en particular en Monterrey es además del alcohol, la marihuana, el tabaco esta estable", indicó.

Cano refirió que las personas menores de 20 a 25 años son susceptibles a daños neurológicos irreparables y aquellos con problemas de salud mental desarrollan cuadros sicóticos o esquizofrénicos, disparados por el uso de la mariguana.

"La mariguana es una droga ilícita, se pretende incorporarla al marco de regulación, con un impacto lamentable en la salud de la población", concluyó.

El debate de la legalización resurgió con el ciclo de conferencias sobre el tema organizadas por el ex presidente de México, Vicente Fox, para las cuales convocó a especialistas y actores políticos.

A nivel local, personajes como el ex alcalde de San Pedro, Mauricio Fernández Garza, se han pronunciado públicamente a favor de este propósito.

Cuestionado ayer al respecto, el secretario de Salud, Jesús Zacarías Villarreal, indicó que la postura del estado era en contra de la posibilidad, pero a favor de una discusión nacional sobre este asunto.

LUIS GARCÍA