8 de abril de 2013 / 10:40 p.m.

Oaxaca • El Congreso de Oaxaca rechazó la contrarreforma educativa que hizo patente la sección 22 adherida a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) con su denominado Plan para la Transformación a la Educación de Oaxaca, porque no reunió los requisitos indispensables para convertirse en ley estatal, informó Emmanuel Alejandro López Jarquín, presidente de la Junta de Coordinación Política.

Según López Jarquín, la contrarreforma entregada a la Legislatura local por los docentes no tiene alcances jurídicos y es sólo un documento de análisis, no una iniciativa.

Detalló que para aprobar la reforma propuesta por el magisterio, Oaxaca necesitaría 13 mil millones de pesos extra para poder llevar a cabo todo lo que se plantea en ella.

Además, en esta reforma educativa “"vemos una parte inconstitucional porque va en contra de la reforma que está vigente, y por lo tanto, es imposible legislar en esa materia"”, dijo.

Aclaró que la Legislatura local no puede valer leyes que vayan en contra de la misma Constitución.

López Jarquín indicó que el Congreso de Oaxaca estará pendiente de que la sección 22 presente una nueva propuesta en el tema, pues según han mencionado, serán asesorados por especialistas en la materia y abogados constitucionalistas.

“"Una vez que se reciba ese nuevo planteamiento, es ahí donde deberá dar el debate el magisterio, no en las calles, no en la movilización, sino con iniciativas que puedan ser analizadas y discutidas"”, subrayó.

Precisó que en contraparte, el gobernador Gabino Cué ha hecho válida una propuesta para hacer modificaciones a la Ley General de Educación para atender parte de los reclamos que han expuestos en su denominado Plan para la Transformación a la Educación de Oaxaca.

Detalló que en la discusión que va a darse en el Congreso federal, sobre las leyes secundarias de la reforma educativa propuesta por el gobernador Gabino Cué debe ser tomada en cuenta para avanzar en este tema.

“Es importante que el gobernador haya presentado un planteamiento a los diputados federales en este asunto, porque constituye un punto de vista de la circunstancia que vive Oaxaca en materia educativa”, subrayó el legislador, coordinador de la fracción parlamentaria del PRD.

Indicó que hay una reforma educativa que es constitucional, está vigente y, por ello, “no podríamos sustraernos a que en Oaxaca no se aplique”.

Sin embargo, aclaró que “desde un punto de vista personal” no la comparte, porque sólo aborda aspectos laborales.Consideró que la reforma educativa “tiene que ir más a fondo”, porque no es sólo la evaluación lo que podrá elevar la calidad educativa, pues es necesario revisar otros aspectos.

En febrero el dirigente de la sección 22 de la CNTE y SNTE, Rubén Núñez Ginez, presentó ante el Congreso de Oaxaca la propuesta de reforma educativa elaborada por el magisterio y la cual fue bautizada como Plan para la Transformación de la Educación de Oaxaca.

Recientemente el gobernador de Oaxaca, Gabino Cué, también presentó al Congreso local su propuesta a la Ley General de Educación. Según él, fue elaborada en conjunto con el magisterio. No obstante, la sección 22 del SNTE y CNTE rechazó estar involucrada con la iniciativa de Cué.

ÓSCAR RODRÍGUEZ