12 de diciembre de 2013 / 02:52 a.m.

México.- El Consejo Universitario de la UNAM rechazó la recomendación 45/2013 que emitió la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) a esa casa de estudios por un caso de acoso sexual de un maestro a una alumna de la Preparatoria número 9.

En un pronunciamiento aprobado por mayoría, el máximo órgano de autoridad colegiada de esa casa de estudios aseguró que los sucesos referidos fueron sancionados con oportunidad y con el rigor que merecían.

"Así se actuó y así se debe seguir actuando frente a conductas semejantes", enfatizó en el planteamiento presentado por la presidenta de la Comisión de Equidad y Género del Consejo Universitario, Leticia Cano.

Luego de repudiar las conductas de ese tipo, consideró que lo acontecido en la Preparatoria 9 "ha lastimado la dignidad de nuestra estudiante y también a la Universidad de México".

El Consejo reprobó la actitud de la CNDH, al considerar que dañó innecesariamente a esa casa de estudios, además de que fue omisa al no dar cuenta de las acciones emprendidas por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), de las que tuvo conocimiento mediante el informe remitido a la Comisión en junio pasado.

"Faltó a la verdad porque la Universidad no dejó los hechos en la impunidad ni desatendió a la alumna", estableció el órgano colegiado de la UNAM.

Además, la comisión actuó dolosamente, como lo prueba el contenido de su comunicado de prensa del 6 de mayo pasado, en el que se acusó indebidamente a esta casa de estudios de renuencia a intervenir.

Lo anterior, señaló, aún cuando se actuó desde el momento en que se conocieron los hechos y los familiares de la alumna presentaron la denuncia en la CNDH, el 7 de mayo.

Pretendió ignorar la normatividad de la UNAM aplicable a casos de ese tipo, al indicar que se debió haber inhabilitado al infractor, condición no prevista en la legislación universitaria, refirieron los consejeros.

Asimismo, el Consejo rechazó los señalamientos de servidores públicos del organismo defensor, quienes indicaron que las instancias universitarias habían ignorado los sucesos y minimizado la gravedad del caso.

Los consejeros refrendaron que en la UNAM se procedió con estricto apego al marco jurídico interno, con la oportunidad que se requería y con el respeto a los derechos humanos de la alumna.

Así lo demuestra el hecho de que de inmediato se le apoyó con asistencia médica y académica, asesoría jurídica y acompañamiento para la presentación de la denuncia penal, enfatizó.

Dijo que se rescindió el contrato al infractor 11 días hábiles después del incidente y se han atendido los requerimientos formulados por las instancias ministeriales, con lo que se ha contribuido al desarrollo de la averiguación previa, que sigue su curso.

Notimex