23 de agosto de 2013 / 02:30 p.m.

Monterrey • El Gobierno del Estado y el sector de la construcción rechazaron por anticipado la posibilidad de que el viaducto de la Línea 3 del Metro sea asignado en forma directa, ante las suspicacias que este hecho representaría.

Tras declararse desierta la primera licitación en semanas anteriores por la diferencia económica entre el techo financiero establecido por la administración estatal y las propuestas de las compañías participantes, el titular de la Secretaría de Obras Públicas, Luis Marroquín, garantizó que los trabajos se asignarán vía concurso.

"No prevemos, nosotros tenemos confianza en que las compañías que estén participando puedan hacer mejores ofertas, aún y que la ley lo prevé para poder hacer una asignación directa después de una segunda convocatoria desierta, no es lo que estamos buscando definitivamente.

"Es importante que las empresas compitan, que el estado actué de manera responsable, lo hicimos en una primera licitación, tenemos que actuar con responsabilidad en cada una de las etapas", refirió.

El funcionario estimó que la licitación del viaducto elevado se lance durante septiembre, luego de que la Federación asignó al testigo social que avalará la emisión de las prebases y la propia convocatoria pública.

Marroquín indicó que la nueva fecha de arranque de los trabajos se mantiene para noviembre, al igual que el período de ejecución, que concluirá en agosto del 2015.

En tanto, el presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, capítulo Nuevo León, consideró que dado el tamaño de la obra –con un valor estimado de 2 mil 200 millones de pesos- lo mejor será que el ganador salga de la licitación.

"Es una cantidad muy importante, hay mecanismos que prevé la ley para hacer una asignación directa, estimo yo que no están en los supuestos para eso", sostuvo Arturo Moyeda, líder de los constructores.

LUIS GARCÍA