28 de septiembre de 2013 / 01:06 a.m.

Ciudad de México • El actor y cineasta mexicano Diego Luna entregó hoy el Premio Donostia al actor de origen australiano Hugh Jackman, en el marco de la 61 edición del Festival de San Sebastián, que inició en esta ciudad del norte de España el día 20 pasado y concluirá mañana.

En una corta, pero emotiva ceremonia, Luna, quien forma parte del jurado de la Sección Oficial de este certamen cinematográfico, presentó a Jackman como un actor "que entiende el riesgo como una herramienta esencial del intérprete".

"Es un tipo que no ha buscado una zona de confort ni mucho menos quedarse en ella. Dicen que el cine es medio tramposo o mentiroso, pero el teatro expone al actor frente a su público, lo desnuda por completo", expuso.

"Este hombre ha hecho teatro musical, teatro contemporáneo, teatro clásico, televisión, cine y como decimos en México, no se está quieto", añadió.

Apuntó que lo más importante es que este premio para Jackman llega cuando tiene 44 años. "Nos falta mucho por ver del actor australiano que va a recibir el Premio Donostia", añadió el mexicano.

Jackman agradeció el Premio Donostia y emocionado expresó que desde siempre le ha gustado mucho España, que ha venido muchas veces a este país y sus hijos y mujer también adoran España.

"Dicen que ver San Sebastián significa enamorarse directamente y ahora tendré que decirle a mi mujer que estoy teniendo una amante o que tengo un lío porque me he enamorado de San Sebastián", anotó.

Jackman, casado con la actriz Deborra-Lee Furness, quien obtuvo una Concha de Plata en 1991 en San Sebastián, aseguró que ella le ha hablado mucho del certamen.

Manifestó además su satisfacción de estar en San Sebastián presentando "Prisoners", dirigida por Denis Villeneuve.

Hugh Jackman, nominado a los Oscar y ganador de un Globo de Oro y un Tony, es un actor polifacético que ha conseguido calar en públicos de todas las edades, cosechando grandes éxitos tanto en la pantalla como en el escenario, ante miles de personas.

Desde su premiada gira por los escenarios de Broadway, encarnando al cantante y compositor de los 70, Peter Allen, o con sus garras de acero en el papel de "Lobezno", de la lucrativa saga "X-Men", Jackman ha demostrado que es uno de los actores más versátiles de nuestros tiempos.

El actor, de origen australiano, hizo su primera aparición relevante en el panorama cinematográfico americano interpretando a "Lobezno", en la primera parte de la serie "X-Men", papel que ha repetido en dos ocasiones más, con las exitosas "X2 (X-Men 2)" y "X-Men: The Last Stand (X-Men. La decisión final)".

Después, volvió a ponerse en la piel de "Lobezno" en la película que lleva el nombre de su personaje "X-Men Origins: Wolverine", la precuela de la popular serie que recaudó 85 millones de dólares el primer fin de semana que estuvo en las salas de cine.

Este Verano, el público pudo volver a ver a Jackman en su papel más popular en el siguiente capítulo de la saga, titulado "The Wolverine" (Lobezno inmortal), número uno de ventas en taquilla el primer fin de semana de proyección, y que, hasta la fecha, ha recaudado más de 300 millones de dólares en todo el mundo.

En 2014, Jackman y el equipo de "X-Men" volverán a reunirse para el rodaje de "X-Men: Days of Future Past", que actualmente se encuentra en fase de producción.

El pasado Otoño, Jackman participó en la muy esperada adaptación de "Los Miserables", bajo la dirección de Tom Hooper, y compartió cartel con Anne Hathaway y Russell Crowe.

 

NOTIMEX