19 de julio de 2013 / 12:59 p.m.

Monterrey• Con la intención de que ellos a su vez informen a la ciudadanía que comidas son más dañinas y cuáles los nutren más, el DIF Nuevo León desarrolló un curso de

profesionalización para la operación de programas de asistencia social alimentaria para representantes de los DIF municipales.

Durante el evento de clausura de este diplomado realizado en las instalaciones del Instituto de Profesionalización del Gobierno del Estado, José Ramón Carrales Batres, director del sistema DIF Nuevo León, comentó que en la capacitación, los representantes de los DIF de 47 municipios aprendieron a detectar la cantidad de grasa, azúcar y sal que contienen productos comerciales como hamburguesas, papas fritas, pizzas y refrescos, por mencionar algunos, y que son superiores a lo que contienen las comidas sanas.

“Nos ilustran cuáles son las cantidades de azúcares, de grasa o de sal que contienen los alimentos que en ocasiones los vemos por cuestiones de eficiencia o de rapidez y es con lo que nos alimentamos.

“Estos trabajos cada uno de ellos los elaboró, cada uno de ellos, de los municipios de acuerdo a lo aprendido es la propuesta que traen. Se les está proveyendo de material en donde sí se les da la enseñanza de un extremo, pero a su vez ellos mismos proponen menús que van a ir a compartir dentro de las comunidades, para que a su vez conozcan los dos extremos, como se pueden ver beneficiados (si se alimentan bien) o cuáles son las consecuencias de llevar una alimentación mal cuidada y que a su vez tomen las prevenciones necesarias para tener una adecuada salud”, comentó.

El funcionario comentó que el curso inició el 20 de febrero y se impartió dos días a la semana con duración de 70 horas.

En el diplomado participó la Secretaría de Salud y el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y de Nutrición Salvador Subirán, mientras que el personal capacitado fue de 82 personas.

“Cuyo objetivo principal era profesionalizar a los compañeros que intervienen en los programas alimentarios que ofrece el sistema estatal DIF en todo el estado. En esta entrega de diplomas participó con nosotros el Instituto de Profesionalización, lo que buscamos es no solamente apoyarlos con los lineamientos que nos da el sistema nacional DIF, sino que a su vez enriqueciéramos esta profesionalización con cursos como un servidor público de calidad.

“Son 47 municipios, se hace la invitación generalizada, pero muchas veces por cuestiones de logística o de personal no participan todos los municipios, pero son 47 municipios de los 51 y son 82 personas las que están participando”, declaró.

Dijo que al concluir el curso los capacitados elaboraron un trabajo final por cada municipio donde de manera ilustrativa informan la cantidad de azúcar, grasa o sal que consume la gente en productos comerciales ordinarios, como son refrescos de cola o de sabor, papas fritas, hamburguesas de franquicias americanas, jugos de marcas conocidas, y hasta cereales, que desafortunadamente son parte de la dieta del mexicano.

RICARDO ALANÍS