23 de mayo de 2013 / 01:15 a.m.

 Chilpancingo de los Bravo • La comunidad estudiantil de la Normal Rural de Ayotzinapa recibió a través de organismos de derechos humanos una Nissan Urvan, 115 computadoras Laptops e igual número de grabadoras, que utilizarán para las prácticas profesionales y trabajos de investigación.

Los materiales fueron entregados por el secretario general de Gobierno, Florentino Cruz Ramírez y la titular de la Secretaría de Educación de Guerrero (SEG) Silvia Romero Suárez, en un evento que se desarrolló en la residencia oficial Casa Guerrero.

Los estudiantes no los recibieron directamente argumentando dignidad, por lo que se recurrió a la intervención de Miguel Álvarez Gandará, representante de Servicios para la Paz; Manuel Olivares Hernández, de la Red de Organismos de Derechos Humanos y Abel Barrera Hernández, coordinador del Centro de Derechos Humanos de la Montaña (CDM).

Personal de la SEG y del Instituto Guerrerense de la Cultura (IGC) revisaron los materiales que los estudiantes de Ayotzinapa demandaron en su pliego petitorio, que fue presentado desde septiembre de 2012.

Dicho incluía la petición de butacas y material para los talleres de talabartería, artes plásticas yequipo para un módulo de investigación.

Les entregaron una Urvan que será utilizada para el traslado hacia las comunidades en que realicen prácticas profesionales y trabajos de investigación.

“Para el cuarto grado estamos entregando 115 computadora lap tops y 115 grabadoras, son las que solicitaron en el pliego petitorio que nos hicieron llegar de manera oficial”, señaló Romero Suárez.

Explicó que una acción similar realizaron con las otras ocho normales públicas de la entidad, el caso de Ayotzinapa se retrasó porque la sociedad de alumnos se resistía a recibir los materiales en un evento público.

La presencia de los representantes de organismos de derechos humanos permitió superar la diferencia.

Guillermo Hernández Castro, integrante de la sociedad de alumnos explicó que los apoyos son parte de la recomendación que emitió la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

En la recomendación dijo que se plantea la construcción de tres edificios, pero hasta el momento solo se ha levantado uno, tampoco se tiene resuelto el aspecto del alumbrado público en el plantel y las instalaciones deportivas están abandonadas.

Principalmente dijo que está pendiente el aspecto de la justicia, ya que la CNDH recomendó el esclarecimiento del asesinato de sus compañeros Alexis Herrera Pino y Gabriel Echeverría de Jesús, quienes murieron durante el desalojo del 12 de diciembre de 2011, en la Autopista del Sol.

 — ROGELIO AGUSTÍN ESTEBAN