24 de abril de 2013 / 01:03 a.m.

Unos 50 aficionados hicieron sentir a los Rayados como en casa por el recibiento ofrecido al equipo al llegar al aeropuerto de Torreón.

Los aficionados portaban camisetas, banderas, mantas y entonaron cánticos como el "Vamos Monterrey…queremos la Copa", o el "Señores yo soy rayado y tengo aguante".

Jugadores como Hiram Mier, Humberto Suazo, Aldo De Nigris y Jonathan Orozco se detuvieron unos minutos para tomarse la foto y firmar autógrafos con los fanáticos.

"Rayados de corazón…laguneros de nacimiento", rezaba una manta colocada a la salida de la terminal aérea.

El trato también fue especial para el técnico Víctor Manuel Vucetich, quien fue el último en abordar el autobús que los llevó al hotel de concentración.

Un operativo con unidades de tránsito y seguridad pública guió al equipo al hotel.

Unos 20 jóvenes integrantes de los equipos representativos del Tecnológico que participan en un torneo interior aguardaban al equipo pero el dispositivo de vallas de seguridad evitó cualquier contacto con los jugadores.

Aunque no hay “invasiones” de aficionados del Monterrey, sí hay seguidores de Rayados incluso nacidos en La Comarca que han manifestado su apoyo al equipo.

Como sucedió el viernes pasado, se espera que sólo unos 500 aficionados regiomontanos viajen a Torreón para el primer partido.

El operativo en la ciudad evita que aficionados sin boleto se acercan a las inmediaciones del estadio, la nueva casa del Santos.

Será la segunda final consecutiva en la Concacaf Liga de Campeones entre Rayados y Santos, y la cuarta serie final entre estos dos equipos.

En la ciudad de respira un ambiente de futbol, con los habitantes de la Comarca mostrando banderas y camisetas verdes de apoyo al Santos. EL DATO

Este martes aun había boletos en la taquilla para el partido de ida en la final de la Concachampions.

Tomás Víctor López