1 de septiembre de 2013 / 06:45 p.m.

Liverpool y Arsenal vencieron el domingo por la mínima diferencia a sus principales rivales, propinando a Manchester United y Tottenham sus primeras derrotas en la Liga Premier.

El internacional inglés Daniel Sturriedge anotó de cabeza a los cuatro minutos para la victoria de Liverpool en su reducto de Anfield y para colocar a su equipo al tope de las posiciones con nueve puntos en tres partidos.

Por su parte el delantero francés Olivier Giroud convirtió su tercer gol en otros tantos partidos con que Arsenal derrotó a un Tottenham que ha gastado más de 100 millones de libras en el verano sin muchos resultados.

En el tercer encuentro de la jornada, Swansea le ganó 2-0 West Bromwich Albion con tantos de Ben Davies y Pablo Hernández.

El gol de Sturridge significó la primera derrota de David Moyes al comando del campeón de la Liga.

El delantero anotó con un cabezazo preciso desde corta distancia al recibir un centro de tiro de esquina. Liverpool ha ganado sus tres partidos por 1-0 y Sturridge está llenando la continua ausencia del suspendido Luis Suárez.

"Estoy encantado con su dedicación porque hoy no estaba en su mejor forma ni de cerca", comentó el técnico de Liverpool Brendan Rodgers. "Pero aun al 70 por ciento, será tan bueno, o mejor, que muchos de los delanteros de la Liga Premier".

United tuvo mayor posesión de la pelota en el segundo tiempo pero careció de profundidad en ausencia de Wayne Rooney, que no jugó por haberse lastimado durante el entrenamiento el sábado. Con cuatro puntos en tres partidos, Moyes no ha empezado con el pie derecho.

"Creo que jugamos muy bien, probablemente lo mejor que hemos hecho hasta ahora", afirmó Moyes.

Por otra parte, Arsenal ratificó su supremacía sobre Tottenham con su triunfo por la mínima diferencia.

Giroud anotó al conectar un centro cruzado de Theo Walcott a los 23 minutos.

"Nunca nos rendimos y mostramos verdadero juego de conjunto", afirmó el goleador.

Mientras Arsenal solo ha incorporado a dos jugadores libres, Tottenham gastó unos 100 millones de libras (155 millones de dólares) para fortalecer el plantel ante la inminente salida de Gareth Bale al Real Madrid.

AP