26 de junio de 2013 / 12:25 a.m.

Guerrero • El delegado del Comité Ejecutivo Nacional del PRI en Guerrero, Jorge Venustiano González Illescas, exigió que las autoridades identifiquen a los maestros disidentes que irrumpieron en las instalaciones del Comité Directivo Estatal el pasado 24 de abril, para efecto de que paguen daños que oscilan de siete millones a 12 millones de pesos.

En la sala José Francisco Ruiz Massieu del CDE, González Illescas mencionó que hasta el momento no se tiene información de la denuncia penal que el PRI promovió en contra de quienes resulten responsables por la irrupción violenta del 24 de abril.

Ese día, integrantes de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero destrozaron cristales, muebles, equipo de cómputo, papelería y la instalación eléctrica del lugar.

Indicó que la falta de avance en las indagatorias genera impunidad, a pesar de que existen dos dictámenes periciales realizados por personal de la Procuraduría General de Justicia del Estado, que arrojan daños que van de siete millones a 12 millones de pesos.

La cifra de 12 millones de pesos se alcanzaría en caso de confirmarse que el edificio sufrió daños estructurales, pues sus interiores fueron incendiados y se detonaron diferentes explosivos.

Por esa razón, pidió que la PGJE informe sobre lo que ha pasado en el desarrollo de las indagatorias.

Indicó que se necesita ubicar a los responsables de los destrozos para que el partido tenga la manera de reclamar la reparación del daño, ya que hasta el momento las instalaciones permanecen sin cristales, con varias puertas destrozadas, pocos muebles y sin iluminación suficiente.

Comentó que un grupo de trabajadores le ha solicitado respaldo en la presentación de una denuncia ante las comisiones Estatal y Nacional de Derecho Humanos, ya que no tienen las condiciones para realizar sus actividades cotidianas y eso pone en riesgo su fuente de ingresos.

“Ustedes pueden ver, no hay condiciones para que los compañeros hagan su trabajo, pero al mismo tiempo vemos que no hay resultados en las investigaciones, por eso estamos valorando la pertinencia de apoyarlos”, indicó.

Dijo que la dirigencia estatal del PRI promovió en tiempo y forma la denuncia correspondiente, pero hasta el momento no se ve que haya una investigación que permita ubicar y detener a los responsables, para enseguida cobrarles el monto de los daños provocados durante la movilización del 24 de abril.

— MAURICIO.PEREZ