27 de junio de 2013 / 02:23 a.m.

Monterrey.- El municipio de Ciénegas de Flores cuenta muy pocos elementos, la localidad se encuentra practicamente sin vigilancia. En un recorrido por telediario. A parte de los que los elementos no cuentan con uniformes adecuados, sin siglas ni identificaciones visibles.

En el municipio de Ciénega de Flores la Policía brilla por su ausencia. Ni en la Plaza, ni en las afueras del Palacio Municipal, es más, ni siquiera en la comandancia, se observan oficiales destinados a la vigilancia.

Convertido en uno de los principales puntos intermedios de la carretera libre Monterrey-Nuevo Laredo, esta localidad, a 30 kilómetros de Monterrey, parece tranquila.

También las colonias y nuevos asentamientos colindantes con Zuazua sufren esos estragos, pero la Presidencia Municipal, bajo la responsabilidad de Juan Rubén Escamilla Vargas, no suele atender la problemática.

La comandancia luce vacía, sólo un oficial está a cargo de la central de radio y dice que normalmente hay cuatro patrullas en operación y 10 o 12 elementos activos, pero nadie conoce al director de la corporación, al parecer de nombre Jesús Galván, pues rara vez asiste a su oficina.

Los ciudadanos son quienes tienen que padecer la falta de dedicación de los funcionarios asignados a esa tarea.

En Villas de Alcalá existe el problema de la falta de alumbrado y el de las casas abandonadas.

La tarde del martes se buscó entrevistar al director de Policía pero no se presentó en su oficina en toda la tarde.

 Redacción