8 de abril de 2013 / 01:39 p.m.

Para los Diablos esta victoria fue para sus aficionados que esperaban más de ellos en la Copa Libertadores. En Monterrey descartan que privilegien la Liga de Concacaf a la MXQuedar fuera de la Copa Libertadores dolió a los jugadores y directiva de los Diablos Rojos del Toluca, pero aún más a su afición que esperaba trascendencia internacional, por ello, la victoria de este domingo en el Clausura 2013 fue con dedicatoria a los seguidores choriceros, sobre todo para regresarles la esperanza de que todavía se puede luchar por un título en este semestre.

Así lo detalló el técnico de los Diablos Rojos, Enrique Meza, quien además guarda esperanza de que su equipo mejore en la recta final del torneo. “Nos sabe bien pero la victoria era importante después de lo que nos pasó, un accidente muy feo, pero ahora también creo que jugamos mejor de lo que habíamos jugado en casa, es una reconciliación con nuestra afición, ellos nos apoyan, es un público extraordinario, se enojan pero han sido buenos con todos nosotros, por eso me agrada que les hayamos pagado con esta buena participación colectiva, fue una victoria merecida”, explicó. Y añadió: “Estamos muy lejos de los lugares en que quisiéramos estar, pero ya tenemos dos victorias y eso nos pone en posibilidad, la competencia está fuerte, por eso creo que deberemos esperar hasta la última fecha para saber quien va a clasificar”.

Por otra parte, el estratega negó que haya sido humillados en la justa continental, admitió un mal partido el pasado jueves, pero descarta que hayan dejado mla parado al fútbol mexicano.

“Es un grupo dispuesto a trabajar, sin importar horario, por eso dolió mucho lo de Libertadores, pero por ningún motivo creo que los muchachos cometieron errores intencionalmente para quedar eliminados como se está diciendo, es una barbaridad, se dicen tantas cosas que uno debe evaluar y tomar las buenas y desechar las malas. Es muy duro jugar Libertadores, los equipos mexicanos que han llegado a la final es una verdadera hazaña, los viajes son largos, los arbitrajes difíciles, la manera de jugar es otra, no es queja porque queríamos estar, salimos apaleados pero no humillados”.

Meza Enríquez advirtió que Toluca hora va por todo en la liga, sobre todo, con un equipo hambriento de revancha futbolística y con plantel completo.

Por su parte el capitán escarlata, Sinha, pidió a sus compñeros mostrar la misma actitud de este domingo en todos los juegos que le restan al campeonato. “Ojalá que todo el equipo entienda que todos los partidos se deben enfrentar como hoy. Se respetó el esfuerzo y la entrega de cada quien en el terreo de juego, ojalá nos quede claro que el futbol es de todos los días, constancia, despertar y dar lo mejor de sí”.

Aunque también negó que con una posible título en la Liga se salve la mala actuación en Libertadores. “La ilusión de todos era hacer mejor las cosas, desgraciadamente no le pudimos dar esa alegría a la gente, a la directiva. No creo que salvemos nada con la Liga, porque era una situación que esperábamos mejor”.

 

PUDO GANAR CUALQUIERA

El técnico de Monterrey, Víctor Manuel Vucetich, negó que esté privilegiando la Liga de Campeones de la Concacaf ante la Liga MX, ello por haber dejado a varios de sus titulares en la banca en el juego ante Toluca.

“Nos retrasamos en nuestras expectativas pero restan cuatro juegos donde seguiremos buscando lo que queremos. Descansar a algunos jugadores lo creí prudente y nada más, pensando en lo mejor para el plantel”, comentó.

Y añadió: “así como perdimos pudimos haber ganado y la situación hubiera sido diferente, pese a todo nuestro objetivo sigue siendo el mismo, trabajamos para estar bien en los dos torneos. No hemos elegido nada, son decisiones que tomaremos en su momento ya sea por la Liga de Concacaf o por la Liga mexicana”.

Para el estratega el resultado es justo porque los Diablos sí pudieron meter el balón y sus rayados no. “Lo justo es que el que mete el gol gana”. INCIDENTE CON LA PORRA REGIAAntes, durante y después del partido la porra de los Rayados de Monterrey tuvieron altercados con la policía estatal y la logística del estadio Nemesio Diez. Primero por negarse a ser escoltados hasta el inmueble infernal, después porque querían meter a las tribunas banderas y bombas de humo, situación que les fue negada. Al final un grupo de seguidores norteños se negaban a abandonar el estadio y tuvieron otro enfrentamiento con la policía.

Por otra parte, a la hora del festejo por el gol del Toluca, una vendedora de cerveza en la tribuna de Sol, sufrió un desmayo, de inmediato fue atendida y no pasó a mayores.

Jesús Quezada