2 de abril de 2013 / 02:22 a.m.

Monterrey.- • Tras la declaratoria del plan emergente por la situación de sequía que se vive en el estado, Servicios de Agua y Drenaje de Monterrey reconoció la posibilidad de reducción en la presión del agua como una medida para cuidar el vital líquido durante estos momentos complicados.

Aunque han señalado en reiteradas ocasiones que el abasto de 24 horas está garantizado para los próximos 18 meses, Emilio Rangel Woodyard, director de la paraestatal, dijo que no descartan tomar este tipo de determinaciones de ser necesario.

“Hay agua para los próximos 18 meses para 24 horas, qué tenemos que hacer, se hacen algunas medidas, como por ejemplo, bajar un poco la presión, o sea, no son cortes si esa es tu pregunta; no necesariamente funciona de que tú dejes de suministrar ciertas horas y que vacíes las tuberías, que se llenen de aire.

“"Lo que se hace, hay que recordar tenemos dos mil 200 sectores en la ciudad cada sector tiene no más de 500 medidores al entrar estos 500 medidores tenemos un macro medidor, tenemos una valúa reguladora, por lo que podemos regular presiones y cuando sea necesario se empieza a bajar un poco la presión y eso permite que sigas teniendo un flujo de 24 horas con quizá menos presión"”, explicó.

Señaló que las presas se encuentran con niveles muy por debajo del promedio, ya que Cerro Prieto con 40 por ciento, la Boca en un 53 por ciento, el Cuchillo un 23 por ciento.

En el caso de esta última, destacó que es la de mayor capacidad por lo que, aunque el porcentaje sea muy bajo, la cantidad del vital líquido en el embalse sigue siendo muy buena.

Rangel Woodyard dijo que aún hay dos periodos de lluvias para tomar determinaciones en torno a medidas restrictivas, por lo que lo importante en estos momentos es hacer un uso responsable del vital líquido.

“"Eso no quiere decir que porque tengamos agua suficiente no se tenga que hacer grandes esfuerzos para hacer un uso racional de ella"”, explicó.

Asimismo, dio a conocer que en estos momentos se están rehabilitando 62 pozos que abastecen el área metropolitana con un suministro adicional de mil 368 litros por segundo y para el área foránea de diez pozos con un suministro de 922 litros.

Precisó que para el área metropolitana se requiere de 11 mil 700 litros por segundo en promedio, por lo que se incorporarían dos mil 290 litros por segundo adicionales.

También para aminorar ese problema se incorporaron pozos que no estaban en uso, 62 para el área metropolitana y 10 para el área rural, lo que nos va a dar dos mil 300 litros por segundo adicionales al suministro.

DANIELA MENDOZA LUNA