28 de mayo de 2013 / 10:57 p.m.

El serbio Novak Djokovic reconoció hoy que le costó derrotar al joven belga David Goffin, una de las promesas del circuito, en un día largo e incierto en el que la lluvia trastocó buena parte del programa.

 

"Fue un día largo, las condiciones eran complicadas, pero eran las mismas para mi rival", dijo Djokovic, que felicitó a un joven tenista, de 22 años, por hacerle disputar "un partido duro" en el que tuvo que "luchar cada set".

 

El serbio describió a Goffin como "un jugador con talento" al que "le gustan los grandes escenarios", como demostró el año pasado, inquietando al suizo Roger Federer en octavos de final.

 

"Tiene buenas oportunidades de tener un gran futuro. Depende de él, tiene los golpes, pero va a tener que darlo todo y más para llegar arriba porque es muy competitivo", comentó.

 

El serbio, que busca en París su primer Roland Garros, el único Grand Slam que le falta, insistió en que levantar la Copa de los Mosqueteros por primera vez "es una gran motivación".

 

"De verdad que quiero hacerlo bien aquí. Es una gran motivación para mí, no es un secreto. Pero tengo que ir paso a paso y, ojalá, elevar mi nivel cuando me haga falta", añadió el serbio, que se medirá en segunda ronda contra el argentino Guido Pella.

 

"No se mucho de él, pero sé que es uno de los nuevos especialistas en tierra batida" y que ha derrotado a grandes jugadores últimamente.

 

"Me tendré que preparar y jugar a mi mejor nivel" porque "sé que estará muy motivado", concluyó.

Agencias