21 de junio de 2013 / 10:39 p.m.

La Selección Mexicana de futbol, reconoció la cancha del estadio Mineiraro, donde este sábado se despedirá de la Copa Confederaciones Brasil 2013, cuando enfrente a Japón, en duelo del Grupo A, en el que ninguno de los dos tiene ya posibilidades de avanzar.

La escuadra de la Concacaf realizó una ligera práctica, con una sesión de "torito", en la que más allá de lo que significó el fracaso en este certamen, el ambiente en el plantel es de lo mejor.

El único que no hizo ningún tipo de actividad fue el delantero Aldo de Nigris, quien esta lastimado de la rodilla y no podrá ser tomado en cuenta para este cotejo.

Diego Reyes y Miguel Herrera, hablaron mucho y se dieron tiempo para bromear, algo que sucederá de manera muy constante el próximo semestre, cuando ambos compartan vestidor con el Porto de Portugal, equipo al que está por confirmarse el pase del jugador de Pachuca.

A un costado de la cancha estaban presentes Justino Compeán, presidente de la Federación Mexicana de Futbol (FMF), así como Héctor González Iñarritu, director de Selecciones Nacionales, quienes platicaban, seguramente viendo, ya hacia lo que viene para este equipo.

La escuadra mexicana y el conjunto nipón, se verán las caras este sábado en punto de las 16:00 hora local (14:00 del centro de México), con arbitraje del alemán Félix Brych.

Notimex