Luis García
17 de diciembre de 2013 / 09:23 p.m.

Monterrey.- El Gobierno estatal reconoció un alza en los casos denunciados de extorsiones, pero en un porcentaje menor al revelado por la Coparmex y ligado al abatimiento de la cifra negra en este delito.

 

Jorge Domene Zambrano, vocero de seguridad, indicó que en este rubro se engloban las extorsiones telefónicas, chantajes y cobros de piso, sucesos que anteriormente no eran denunciados.

 

En rueda de prensa, Coparmex Nuevo León aseguró que estos casos se han disparado un 32 por ciento a lo largo del año, con 258 reportes recibidos de enero a noviembre, contra sólo 196 en el año anterior.

 

"Hablábamos que mucho del incremento que hay, es porque hay un abatimiento de la cifra negra donde la gente está denunciando, no nada más guardando silencio cuando llegara a ocurrir algún evento de este tipo.

 

"No, no sí ha crecido un 10, un 15 por ciento, 20 por ciento, pero lo importante al final que los casos que se han presentado se están resolviendo", expresó el funcionario estatal.

 

 Datos del INEGI citados ayer por Domene apuntan a que el 80 por ciento de estos delitos no son denunciados tomando como referencia una tasa de 100 mil habitantes, situación que en Nuevo León se empieza a revertir.

 

Por ello, indicó que atendiendo esta circunstancia, las cifras se encuentran a la baja.

"Tendríamos que revisar cuál es su base para poderla comprobar; si lo medimos en temas por cada 100 mil habitantes la tendencia empieza a bajar.

 

"Sin embargo aquí lo importante es destacar que si este fenómeno se presentara estamos con las capacidades para poderlo atender y que ojalá la ciudadanía se siga animando a poder confiar más es en sus autoridades", sostuvo.

 

El estado apuntó a que la población ahora confía más en las autoridades para denunciar dichas extorsiones, con lo cual Domene aclaró que el delito siempre ha existido, pero las víctimas no lo daban a conocer.

 

"Si vemos una tendencia como nos pasó también cuando se abrieron los Centros de Atención para violencia familiar en donde el número fue creciendo, por qué fue creciendo porque ahora hay uno en Guadalupe, uno en Escobedo y hemos estado acercando a la autoridad a la ciudadanía", manifestó.

 

Por otra parte, refirió que los delitos en general presentan una reducción importante, y en casos específicos, como el robo a casa, se registra al menos una contención.

 

Aunque dijo que se tiene que esperar hasta el cierre de diciembre para dar la estadística final, el vocero de seguridad consideró que la cantidad final de hechos delictivos estará muy debajo que el año anterior.