11 de diciembre de 2013 / 03:44 p.m.

El campeón del mundo de MotoGP, el piloto español Marc Márquez (Repsol Honda), reconoció hoy que el mundo de la competición automovilística, en el que ya ha hecho alguna carrera, le seduce, pero solo para "un ratito".

Márquez, el campeón más joven de la historia del motociclismo mundial con 20 años, explicó: "Me seduce un ratito, cuando digo un ratito es un fin de semana, una carrera, para desconectar un poco, porque al final vas allí y pasas nervios porque eres competitivo en todo y lo quieres hacer bien en todo".

"Pero sí que es un poco desconectar, yo tengo muy claro que el mundo de las motos es el mío y es el que me gusta", señaló el campeón del mundo, que agregó sobre la posibilidad de probar un Fórmula Uno: "Bueno por qué no. Al final también es interesante probar nuevas experiencias y con motor me gusta todo. A ver si se presenta un día la ocasión".

Repasó el año que termina: "Ha sido una temporada que ha habido de todo, hemos estado muy bien, mejor de lo que esperábamos, una temporada que califico de sueño porque se han cumplido muchos sueños de golpe. Estoy muy contento de cómo ha salido todo y de la experiencia".

"Es difícil de asimilar todo porque llegas a MotoGP y estás compitiendo con el que era tu ídolo, Valentino Rossi, y con el que era tu referente, Dani Pedrosa, y con Jorge Lorenzo que son nombres que hace cinco años veía por la tele desde el sofá de casa y decía 'pues van rápidos', y eran mis referentes y ahora estás ahí, compitiendo con ellos y ganar el campeonato es una sensación un pelín extraña", reveló el piloto de Repsol Honda.

"Fui campeón el domingo y el lunes ya estaba probando la nueva moto porque la temporada 2014 empezaba ya en este test (en Valencia el día después de proclamarse campeón el 10 de noviembre)", explicó.

"La probé, ya pude probar un prototipo en Misano en el test de después de la carrera de Misano (el Gran Premio de San Marino en septiembre), y aquí llevamos ese prototipo y unas mejoras, otra moto, un poco diferente y la verdad es que me encontré bastante bien", declaró en Efe el piloto de Cervera (Lérida).

Añadió: "El año que viene la verdad es que el reglamento cambia un poco: en vez de 21 litros, 20; la centralita (electrónica) será Magneti Marelli. La verdad es que en eso no he notado mucha diferencia, pero sí que al cambiar a 20 litros, estamos intentando adaptar el motor a que consuma un poco más sin perder potencia".

Márquez dijo: "Yo creo que es importante que una moto nueva, ya desde el inicio, no vaya peor porque a veces, como sabéis, llevas una moto nueva y resulta que va peor. Esto ya es importante: que te encuentres igual o mejor que con la que tenía hasta ahora".

Preguntado sobre el trabajo del campeón del mundo de MotoGP en 2007 y 2011, el australiano Casey Stoner, y su labor ahora como probador de Honda, Márquez reveló: "Por lo que tengo entendido mucho, mucho no ha podido aportar. El primer test le llovió los tres días y el segundo le llovió dos días y solo rodó el último, y sí que hizo un test antes de Valencia. Ahí sí que pudo rodar dos días o tres. En tan pocos test no tuvo la oportunidad".

"Lo positivo es que me dijeron que tanto sus comentarios como los míos eran en la misma dirección", reveló.

Respecto a la nueva moto, Marc indicó: "Siempre intentas mejorar todos los aspectos. La estabilidad en frenada es lo que estoy intentando mejorar más porque hasta ahora no iba mal, pero era difícil ser constante y con la moto nueva allí hemos perdido un poco de estabilidad en frenada, que era uno de nuestros puntos fuertes, (he pedido) un poco más de 'grip' (agarre) en las salidas, sobre todo en inclinación, donde vemos que perdemos respecto a la Yamaha".

Márquez ha recuperado a tres mecánicos que tuvo en Moto2 de cara a la próxima temporada de MotoGP. "Me van a aportar a mí confianza y tranquilidad dentro del 'box' que ahora la tenía porque eran profesionales, pero, quieras que no, el trato era diferente. Son mecánicos que conozco de toda la vida y siempre me gusta ir a los circuitos, pero no siempre hablar de motos y poder hablar de otras cosas", consideró.

El triple campeón del mundo señaló que el discurso de 2013 de ir carrera a carrera sin optar al campeonato desde el principio, ya no le vale.

"Para el año que viene este discurso ya no vale. Para ser el primer año intentábamos ser prudentes porque no sabíamos lo que iba a pasar. De hecho hubo dos carreras, Mugello y Montemeló, que allí lo vi difícil. Un poco lo normal, me costaba, sobre todo las seis primeras carreras, no acababa de llegar, sobre todo las primeras carreras dije 'sí voy rápido', pero salía al límite e iba al límite", declaró el piloto de Repsol Honda.

"Pero luego ya fui cogiendo el ritmo a la categoría, un poco más de experiencia y quizás hacía Brno, Silverstone y Misano, fue cuando nos planteamos que realmente tenía posibilidades y por qué no (optar al Mundial)", declaró.

Preguntado sobre su eliminación en el Gran Premio de Australia, cuando en la antepenúltima carrera y con el titulo en juego, entró en la calle de los garajes a cambiar un neumático en la undécima vuelta cuando lo tenía que hacer en la décima, contestó: "Pasó lo que todos sabemos, fue un error humano, más que un error se confundieron. El equipo, los que decidían en la pizarra se confundieron".

Agregó: "Fue difícil porque yo ya iba mentalizado para intentar acabar el campeonato en esas tres carreras de que solo tenía que acabar en el podio esas tres carreras y, bueno, lo veía factible. Con ese error se complicó todo y la presión volvió a aparecer. Me hubiese costado asimilar perder este campeonato".

Sobre su hermano Alex, que en Japón ganó su primera carrera en Moto3, Márquez señaló: "El hermano siempre es el hermano y le tienes un trato diferente. A la hora de adelantarlo en un entreno siempre vas con mas cuidado".

Preguntado si le metería la rueda a Alex, por ejemplo, en la última curva del Gran Premio de España, contestó entre risas: "Depende, me lo pensaría un poco más".

Márquez anunció que no cambiará el número 93, que lleva por el año de su nacimiento y desde los 11 años, de su moto por el 1 que le corresponde como campeón y que, quizás, lo haga en algún gran premio, pero con el 1 en pequeño.

También confesó que no tiene el carné de moto, aunque sí el de coche: "Me lo tengo que sacar por si tengo que rodar algún anuncio".

AGENCIAS