OSCAR RODRÍGUEZ
21 de junio de 2013 / 12:57 a.m.

Oaxaca • La Secretaría de Finanzas (SF) del estado aceptó arrastrar con un déficit de 200 millones de pesos por baja de sus participaciones estatales, sin embargo la dependencia no se contemplan aplicar medidas agresivas en la recaudación fiscal para cubrirlo.

El titular de la dependencia, Enrique Arnaud Viñas, reportó que durante el primer semestre del 2013 se registró una sensible reducción en materia de recaudación, lo cual afectó principalmente en las participaciones que recibe Oaxaca de la federación, hasta por menos de 200 millones de pesos aproximadamente, estimó.

Indicó que fue el mes de mayo, cuando se empezó a resentir el impacto, debido también al cambio que se generó en la entrega de participaciones a los estados la modificación que hizo con respecto del Producto Interno Bruto (PIB), la Secretaría de Hacienda y el Banco de México a nivel nacional, lo que generó un periodo de poca liquidez para las finanzas estatales.

En el marco de la firma de convenio que realizó la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (Prodecon) y la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra), delegación Oaxaca, el funcionario afirmó que se están tomando las medidas necesarias para no tener mayores afectaciones en el próximo semestre, sin embargo aclaró, ello no implicará que se asuman acciones más agresivas en la política fiscal de recaudación de impuestos locales, como el caso de la tenencia vehicular.

"Nosotros hemos tratados de tomar las medidas de apremio que hemos considerado necesarias, incluso hemos tenido acercamientos con la Secretaría de Hacienda, para compensar la pérdida, sin embargo hemos optados por ser más eficientes con respecto al manejo de nuestras propias finanzas".

Con respecto a la deuda contingente que tiene el estado, que supera los 12 millones de pesos con diferentes proveedores, aclaró que esta ha ido caminando y se va disminuyendo y se debió a una crisis estacional del gasto que genero algunos retraso de pagos.

Precisó que todos los pagos pendientes se están agendados en un programa pormenorizado, aunque admitió que en los casos mínimos estos se han extralimitado.

Sin embargo también la falta de liquidez que padecido el gobierno estatal, ha causado que la liberación de fondos a proveedores no se pueda cumplir a cabalidad.