28 de junio de 2013 / 12:33 a.m.

Monterrey.- Pese a que mantenían encerrado a un niño de siete años que no habla y que psicológicamente tiene una edad mental menor, por supuesta falta de atención, el juez calificó de ilegal la detención de la pareja, de Apodaca, acusada de abandonar el pequeño y este jueves recuperó su libertad.

Fue el juez segundo de control del nuevo sistema acusatorio, quien resolvió que Brenda Edith Ortiz Guerrero y Andrei García Vigorra habían sido capturados ilegalmente por los policías de dicho municipio que el pasado 24 de junio rescataron al pequeño Diego Jaciel.

El juzgador llegó a esa conclusión porque, durante la audiencia que se celebró este jueves, tuvo conocimiento de que los policías no habían mencionado en su informe que si les habían leído sus derechos a los detenidos.

Pero, no hizo válido que, al momento de comparecer ante el agente del Ministerio Público que integra la carpeta judicial del caso, aseguraron que realizaron ese procedimiento como marca la ley.

El juez resolvió su libertad sin imponer ninguna medida precautoria y programó para el próximo lunes otra audiencia, en la que el fiscal que investiga el caso va a tener la oportunidad de hacer la imputación directa en contra de los acusados y de solicitar la vinculación a proceso.

Redacción