21 de agosto de 2013 / 12:48 p.m.

San Pedro Garza García • El repunte de la seguridad en el estado ha provocado que la marca Monterrey del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM) se revalore y, de paso, ha impulsado el regreso de los estudiantes foráneos y extranjeros que se marcharon debido a la violencia e inseguridad en Nuevo León.

 

Como preámbulo a la presentación del nuevo modelo educativo, el rector del ITESM, David Noel Ramírez Padilla, anunció ayer un crecimiento de 27 por ciento en la cantidad de alumnos extranjeros para el presente semestre.

 

La actualidad del centro educativo contrasta con el pasado inmediato, cuando enfrentamientos entre autoridades con grupos delictivos -en un caso que cobró la vida de dos jóvenes estudiantes foráneos- provocaron un éxodo masivo.

 

"Algo que nos dio mucho gusto es que logramos este semestre un crecimiento padrísimo y sobre todo nos sentimos orgullosos por la Marca Monterrey. Yo soy un convencido de que al paso de los últimos años la ciudad de Monterrey hemos rescatado nuestra presencia e imagen a nivel nacional e internacional.

 

"Nada más para que se den una idea, este semestre de agosto 2013, aquí el campus Monterrey tenemos un incremento del 27 por ciento de alumnos extranjeros, que es muy importante, tenemos alumnos de más de 70 países aquí en la ciudad de Monterrey", destacó el también profesor en una comida con medios de comunicación.

En el caso de alumnos foráneos, el crecimiento fue de 6 por ciento, provenientes de entidades como Sinaloa, Sonora, Baja California, Chihuahua y otros puntos del sur del país, que desde 2010 abandonaron sus estudios en la ciudad.

 

Archivos periodísticos consignan que este sector de la comunidad estudiantil fue víctima, principalmente en 2010, de extorsiones, secuestros, asaltos y otros delitos de alto impacto. Muchos de sus miembros habrían solicitado su cambio a otros campus, donde las condiciones de seguridad eran mejores.

 

"Desgraciadamente hace 3 o 4 años por la situación de la inseguridad se nos fueron un poquito, hoy regresaron muchos alumnos (…) por eso este campus Monterrey es nuestro campus insignia, porque es la pluralidad nacional, internacional, cultural, religiosa, política, un campus que verdaderamente le tenemos todo (el cariño)", señaló.

 

Lo anterior permitió que el crecimiento proyectado de 0.5 por ciento se disparara a 2 por ciento, pese a la selectividad que ahora manejan en sus ingresos, subrayó.

 

"A nivel nacional, nuestro objetivo (era) crecer del 1 al .5 por ciento (…) con todo y todo, este año hemos crecido a nivel nacional el 2 por ciento totales, y en primeros ingresos 2.2 (por ciento), cuando la meta era 0.5 (por ciento).

 

"Hemos admitido muchachos con mejores promedios, y mejores exámenes de admisión, mejores credenciales; o sea, vamos a ir poco a poco clonando o replicando lo que la Escuela de Medicina hizo hace 25 años: seleccionar gente muy brillante", definió.

 

Ramírez Padilla calificó durante la breve sesión de preguntas y respuestas como hechos aislados los asesinatos de alumnos del Tecnológico en los campus Monterrey y San Luis Potosí, y aseguró que el impacto negativo que generaron finalmente se diluyó en este 2013.

 

"Sí lamentamos esos casos, tanto el que pasó aquí como el del campus San Luis, pero han sido casos totalmente esporádicos, e insisto, en el caso de nosotros de Monterrey, desde el año pasado empezó a repuntarnos el estudiantado.

 

El adiós a las rejas

El cambio de aires en términos de seguridad alrededor del Tecnológico de Monterrey es palpable, a tal grado que sus directivos contemplan abrir el campus a la comunidad, eliminando rejas y torniquetes de los accesos.

 

Se trata de un proyecto bajo estudio, pero que va en serio, indicó Ramírez Padilla.

 

La percepción de seguridad se ve en las cifras, pues hace tres años se registraban hasta siete delitos por semana. Actualmente "no tenemos ni siquiera uno", afirmó.

 

Por ello se estudia la posibilidad de quitar los retenes en los accesos al Tecnológico y abrirlo a la comunidad, como una de las acciones de regeneración de la zona.

 

“Tenemos pensado dentro de poco regenerar todas las manzanas alrededor y hemos planeado, no sabemos cuándo, inclusive quitar las bardas para que las familias disfruten el campus”, expresó el rector al término de la presentación del Modelo Educativo Tec 21.

 

La inseguridad que vivió Nuevo León hace tres años ocasionó el retiro de 30 por ciento de la matrícula extranjera, y de 4 por ciento de sus estudiantes nacionales.

"Calculamos que en año o año y medio empecemos a hacer cambios fuertes de apoyo a la comunidad alrededor de nosotros porque la inseguridad ha bajado alrededor del campus", expresó Ramírez Padilla.

 

Reducción de maestrías

El cierre o la disminución de maestrías en el Tecnológico de Monterrey obedece a un proceso de enfocar sus esfuerzos de cara a ofrecer mayor calidad en su oferta educativa.

 

Es por esto que existe una reducción de 227 maestrías y doctorados a 127, explicó Ramírez Padilla. Incluso, refirió que la tendencia seguirá.

 

"Los grandes estrategas te lo dicen ‘si quieres tener trascendencia, enfócate’. Las grandes universidades tienen 10 o 12 maestrías y tres o cuatro doctorados; nosotros teníamos 227, entonces hemos reducido a 127, y queremos seguir así poco a poco".

 

Para el semestre agosto-diciembre de 2013, se dejaron de ofrecer las maestrías de Economía y Política Pública, Análisis político y Medios de Información, así como de Derecho, todas ellas impartidas en la Escuela de Graduados en Administración Pública y Política Pública (EGAP).

 

A mayor seguridad, mayor alumnado

-Cifras semestre agosto 2013Extranjeros:+27%Procedentes de 70 países

 

Foráneos:+6%Principales entidades: Sinaloa, Sonora, Baja California, Chihuahua, entre otras

 

Matrícula global ITESM:+2%(contra 0.5% proyectado)

Fuente: ITESM

LUIS GARCÍA