24 de marzo de 2013 / 03:09 p.m.

Fue develada el 29 de noviembre de 1994 por el entonces presidente Carlos Salinas y el gobernador Sócrates Rizzo García.

 Monterrey • La placa de los trabajos de restauración del Barrio Antiguo de Monterrey realizados hace 20 años, fue recuperada por un vecino de la zona protegida.

Moisés Solís Rocha, dueño de la Casa Grande o Cali Canto, edificación virreinal donde actualmente se ubica el Colegio de Especialidades Jurídicas, confirmó a MILENIO Monterrey la recuperación de la placa conmemorativa del icónico sitio histórico que estaba perdida.

La plancha al relieve pesa 50 kilos aproximadamente y es de acero puro inoxidable; fue develada el 29 de noviembre de 1994 por el entonces presidente Carlos Salinas de Gortari y el gobernador Sócrates Rizzo García.

“Logramos recuperar la placa que develó Carlos Salinas y Sócrates Rizzo cuando se inauguraron los trabajos de preservación del Barrio hace 20 años.

“Con esto pues es algo así para festejar este 20 aniversario, esta placa antes estaba aquí, se la llevaron y ahora la pudimos recuperar, no te digo cómo, pero lo importante es que aquí la tenemos”, explica el propietario de la Casa Grande o Cali Canto.

La placa será colocada en el acceso principal o lobby de la casona construida en 1875, una de las más antiguas del Barrio, ubicada en el número 855 oriente de la calle Padre Raymundo Jardón, entre Doctor Coss y Diego de Montemayor.

“En presencia del C. Presidente de la República, del C. Gobernador del Estado y la ciudadanía fueron inaugurados los trabajos de rehabilitación del Barrio Antiguo de la ciudad de Monterrey, Monterrey, NL, noviembre 29 de 1994”, son las palabras impresas en la placa conmemorativa del Barrio Antiguo.

En ese entonces, cuando se inauguraron las obras de restauración y tras cortar el listón, vecinos de las calles Padre Mier y Naranjo saludaron a gritos al Presidente: “Salinas sigue siendo el rey”.

En ese entonces, se encontraban presentes Rizzo García, su esposa Alma Elisa Reyes, el entonces alcalde Jesús Hinojosa y la senadora de la República, María Elena Chapa Hernández.

Durante el evento, se informó al entonces presidente que 320 de las 360 casas que comprende el Barrio Antiguo fueron restauradas y remozadas.

En esa ocasión, se informó que el único problema del Barrio era la presencia de algunos bares que provocan embotellamientos e incomodidad los fines de semana… situación que empeoró con el tiempo, pero que desde hace tres años desapareció por la ola de violencia.

Hoy el Barrio Antiguo se encuentra en un estado de deterioro. Fachadas llenas de pintas de graffiti y casas en malas condiciones son algunas de las situaciones que se pueden apreciar en estas manzanas del primer cuadro.

EDUARDO MENDIETA SÁNCHEZ