26 de junio de 2013 / 12:28 p.m.

Monterrey • Ni las diferencias de partido han enfrentado tanto a los alcaldes metropolitanos con el gobernador Rodrigo Medina como el reparto y asignación de recursos del estado y federales.

En medio de un arranque difícil por las deudas que heredaron, los munícipes han tenido que lidiar con otro problema similar: la negativa de restituirles los fondos que les fueron quitados desde el 2011 por culpa del huracán Alex y, a la par, el agandalle de los apoyos que los diputados federales consiguieron para el presente año.

Apenas unos días después de la toma de protesta, los alcaldes panistas –y algunos del PRI aunque de forma tímida- reclamaron la restitución de las tres partidas que históricamente se destinaban a los Ayuntamientos para cubrir diferentes necesidades.

La respuesta de la Secretaría de Finanzas llegó ese mismo mes, durante una comparecencia del titular del área, Rodolfo Gómez Acosta, en la que advirtió que el estado carecía de capacidad económica para atender la demanda.

La problemática resurgió el pasado mes de abril, cuando los municipios se percataron de que por enésima ocasión, el estado acapararía los recursos del Fondo Metropolitano, equivalentes a 759 millones de pesos.

Tras hacer su lucha sin éxito a nivel local, los alcaldes denunciaron esta situación en la capital del país, con el respaldo de los diputados federales del PAN y el propio dirigente del partido, Gustavo Madero.

Esto provocó un acuerdo días más tarde, ya durante el mes de mayo, que Medina y los alcaldes dieron a conocer en forma conjunta, consistente en el arribo de nuevos recursos, estimados en 450 millones de pesos, para compensar a la zona metropolitana.

Hasta el momento este dinero no se encuentra en poder de las tesorerías municipales, cuyos titulares viajaron el pasado lunes a la Ciudad de México para conocer de primera mano lo que mantiene entrampado el proceso.

Trascendió que ayer varios tesoreros se reunieron con funcionarios de la Secretaría de Finanzas del estado, donde les aclararon que las cosas siguen igual y a la espera de que los recursos sean destrabados desde el Gobierno Federal.

Otro botón de muestra de la tensa relación en materia presupuestal es que apenas la semana pasada, con tres meses de diferencia a la firma del acuerdo, el estado publicó el reparto de 542 millones de pesos correspondientes al fondo antipobreza federal.

Los municipios metropolitanos de Monterrey, San Nicolás, Santa Catarina, San Pedro, Apodaca, García, Guadalupe, Juárez y Cadereyta registran una deuda conjunta de 5 mil 230 millones de pesos al 31 de marzo del presente año.

 LUIS GARCÍA