11 de julio de 2013 / 02:49 a.m.

Ciudad de México • El presidente de la Comisión de Educación de la Cámara de Diputados, Jorge de la Vega, anticipó que la legislación reglamentaria de la reforma educativa será discutida en el periodo extraordinario de agosto, pero advirtió la necesidad de garantizar el presupuesto necesario para llevarla a la práctica, pues de lo contrario "quedará en buenas intenciones".

Durante un encuentro de la comisión legislativa con dirigentes del Sindicato Independiente de Trabajadores de la Educación Mexicano, el diputado federal del PRD puntualizó: "Sin recursos, la reforma en materia de educación será sólo la reforma sexenal de moda".

Detalló que la Cámara de Diputados tiene como plazo hasta el 26 de agosto para aprobar la Ley del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), mientras los cambios a la Ley General de Educación y la nueva Ley del Servicio Profesional Docente se votarían hasta el periodo ordinario de septiembre-octubre.

Ante los maestros disidentes, De la Vega reconoció la necesidad de alcanzar los mayores consensos posibles con los actores involucrados en el tema de la educación.

Sostuvo, además, que la evaluación de los profesores no debe ser punitiva ni estandarizada: "La evaluación debe contemplar la biodiversidad de las regiones del país, el entorno en que se encuentran los maestros y las escuelas, así como las condiciones de la comunidad en la que estén".

El dirigente del Sindicato Independiente de Trabajadores de la Educación Mexicano, Gaudencio Bravo, afirmó que la reforma educativa "es bienvenida, siempre y cuando no lesione los derechos y garantías de los trabajadores".

Solicitó por ello a los diputados federales incluir en la legislación secundaria el tema de la homologación salarial y de prestaciones para los maestros, dar certidumbre a su trabajo y suprimir los contratos laborales que puedan caer en la ilegalidad.

Subrayó igualmente la necesidad de concursar las plazas de manera transparente, considerar la evaluación y permanencia de funcionarios de todos los niveles, además de cumplir sin excepciones los 200 días de clase del calendario escolar.

FERNANDO DAMIÁN