Redacción y Ricardo Alanís 
22 de junio de 2013 / 11:00 p.m.

 

Monterrey.- • En lo que va del año y dentro del programa de apoyos por la sequía, el Gobierno del Estado ha repartido 162 millones de litros de agua en comunidades que carecen del vital líquido.

Juana Aurora Cavazos, secretaria de Desarrollo Social de NuevoLeón, comentó que son dos mil 24 localidades beneficiadas con 43 mil familias.

“Nosotros hemos atendido la sequía en forma permanente, el día de ayer estuvimos con la señora Gretta en Salinas Victoria, en donde nos distribuimos las tareas entre DIF y Desarrollo Social, estuvo entregando apoyos alimentarios y apoyos de agua en ese municipio, pero permanentemente estamos a través de una calendarización, hasta la fecha llevamos 162 millones de litros de agua repartidos en forma conjunta con Agua y Drenaje de Monterrey, a través del sistema de pipas en aquellas localidades que no llega.

“Son dos mil 24 localidades que están siendo atendidas permanentemente con el agua y también con el apoyo alimentario, son más de 43 mil familias que reciben apoyo alimentario, que reciben el apoyo para consumo humano de agua potable”, declaró.

La funcionaria estatal comentó que, para enfrentar esta situación de sequía, en la Secretaría de Desarrollo Social redireccionaron los recursos que tenían destinados a la realización de brigadas sociales.

En las zonas donde más ha impactado la sequía, en el caso de Nuevo León, es en las zonas rurales, al sur y al norte de la entidad.

Juana Aurora Cavazos comentó que el Gobierno federal les informó que, ante la sequía que se vive en el país, los sectores más vulnerables son los del norte.

“Son los recursos conjuntos de DIF, de Desarrollo Social, redireccionamos todos los recursos; en este caso, lo que disponemos nosotros de brigadas sociales, lo redireccionamos para el tema de sequía, lo mismo ha hecho DIF, en 2012, en apoyo alimentario fue una inversión importante y, en lo que va del 2013, no hemos cortado el programa, seguimos trabajando con los señores alcaldes y las señoras alcaldesas para seguir mitigando estos efectos.

“Tuvimos la semana pasada una reunión con gente de la Conagua a nivel federal, ellos nos hacen ver que nuestro país, México, es una zona que está en el trópico de cáncer, donde está alineado a los grandes desiertos, como el desierto del Sahara, entonces los estados del norte de la República mexicana son estados más vulnerables al tema de la sequía, porque nuestra cuenca es más vulnerable”, dijo.