25 de agosto de 2013 / 05:17 p.m.

México • La Secretaría de Seguridad Pública del DF reforzó la vigilancia en Tepito, Zona Rosa, Roma y Condesa, a fin de evitar actos de violencia luego de que fueron identificados cinco jóvenes desaparecidos del bar Heaven entre los 13 cadáveres hallados en una fosa clandestina del Estado de México.

Jesús Rodríguez Almeida, titular de la dependencia, precisó que el incremento de los policías preventivos en patrullas y a pie se reforzará con sobrevuelos de helicópteros para disminuir los riesgos de un posible enfrentamiento entre grupos antagónicos.

La principal hipótesis de la Procuraduría capitalina es que este caso se originó debido a un conflicto entre pandillas dedicadas a la venta de droga al menudeo.

Se informó que en la Zona Rosa se sumaron 500 nuevos policías, mientras que en Tepito hay otros 600.

Mientras, El jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, subrayó que tras la identificación de cinco cuerpos, “lo importante ahora” es detener al resto de los probables responsables para que no haya impunidad en el caso.

Hasta ahora han sido detenidas 11 personas por este caso, entre ellas tres socios del bar.

Sobre la posible remoción de funcionarios, Mancera aseveró que a diario evalúa la labor de todos los integrantes del gabinete y puntualizó que en la Procuraduría capitalina se debe continuar con la “reestructuración” en algunas áreas.

En tanto, familiares de las víctimas se aferran a la esperanza de un error de identificación y creen que esa respuesta podría venir de la antropóloga forense argentina Sofía Egaña.

Esperan que la reconocida científica analice los restos humanos que halló la Procuraduría General de la República (PGR) en una fosa en Tlalmanalco, Estado de México, y que desmienta la versión oficial de que las personas levantadas en el after hours de la Zona Rosa fueron asesinadas.

Este domingo tienen programada una reunión con funcionarios de la PGR para conocer los avances de la indagatoria y de la identificación de los ocho cuerpos restantes.

Leticia Ponce, madre de Jerzy Ortiz, una de las víctimas, dijo que ninguno de los familiares ha recibido los restos, y solo lo harán hasta que se corrobore su identidad por medio de la especialista argentina.

Comentó que en el encuentro con funcionarios federales solicitarán que el Ministerio Público otorgue todas las facilidades necesarias para la intervención de Egaña.

Ella es miembro del Equipo Argentino de Antropología Forense, una organización civil que ha colaborado en la identificación de víctimas de la dictadura militar, así como de mujeres desaparecidas en Ciudad Juárez, Chihuahua y de personas asesinadas durante masacres y conflictos armados en varios países.

María Victoria Barranco, madre de Alán Omar Athiencia, el único que fue identificado por pruebas de ADN, afirmó que esperan el apoyo de especialistas internacionales para descartar cualquier error.

Durante la reunión en la PGR los familiares presentarán un documento de siete puntos, entre ellos que se les explique los procedimientos periciales que siguieron para identificar los restos humanos; la manera en que se preservó el lugar de los hechos; la cadena de custodia para el traslado de los cuerpos; una disculpa pública por informar a los medios antes que a los deudos y que se les muestren los cadáveres.

De acuerdo con reportes preliminares de la Coordinación de Servicios Periciales de la PGR algunas de las víctimas halladas en la fosa fueron martirizadas.

Las investigaciones apuntan a la posibilidad de que los criminales decidieron no asesinar a sus víctimas inmediatamente.

Se informó que en la reunión que tuvieron el viernes familiares y autoridades, éstas les mostraron evidencia para justificar los indicios que cuentan sobre la identidad de los cuerpos encontrados.

— LETICIA FERNÁNDEZ, IGNACIO ALZAGA Y JOSÉ ANTONIO BELMONT