17 de febrero de 2015 / 02:18 p.m.

México.- El Programa Nacional de Prevención Social de la Violencia y Delincuencia de la Secretaría de Gobernación (Segob) sufrirá un recorte de 26 por ciento en su presupuesto durante 2015, derivado del ajuste al gasto público federal, lo que representará aproximadamente 700 millones de pesos.

Roberto Campa, subsecretario de Prevención y Participación Ciudadana de la Segob, precisó que esta disminución de recursos representa la cuarta parte del presupuesto total destinado a dicho programa, lo que seguramente afectará el desarrollo del mismo.

"En principio se ha manejado una cifra importante, 26 por ciento (…) un recorte de prácticamente una cuarta parte, difícilmente podríamos decir que resulta irrelevante.

"Estamos trabajando también con los gobiernos de los estados para garantizar que el recorte sea el resultado a lo largo del año y no afecte las metas principales del programa de prevención", explicó.

Luego de poner en marcha la segunda etapa del programa Safari en Tepito, el funcionario de la Secretaría de Gobernación aseguró que, incluso, los estados ya están advertidos de este recorte, a fin de que prioricen los programas "estratégicos" y que han acreditado mayor eficacia.

"La verdad es que hemos procurado que el programa se quede solamente con las acciones que responden a una problemática, a partir de factores de riesgo se aprueban los proyectos con los estados", puntualizó.

Campo explicó que incluso como política pública del programa y de la dependencia federal se determinó no destinar más de 30 por ciento a infraestructura y aclaró que no se ha tenido una notificación formal todavía sobre esta reducción en el presupuesto; sin embargo, dijo que se han reunido con la Secretaría de Hacienda y la Oficialía Mayor de la Segob para que al final del año se tenga un recorte menor al anunciado preliminarmente.

El año pasado se destinó un presupuesto de 2 mil 500 millones de pesos para este programa; mientras que para este 2015 se preveía un monto de aproximadamente 2 mil 650 millones, pero con este recorte los recursos alcanzarían los mil 950 millones para combatir la violencia.

FOTO: Milenio

MILENIO DIGITAL/JOSÉ ANTONIO BELMONT