LUIS GARCÍA
2 de agosto de 2013 / 06:39 p.m.

Monterrey • La bancada del partido Acción Nacional en el Congreso local denunció esta mañana ante la Procuraduría de Justicia un quebranto por 4 mil 500 millones de pesos, correspondientes a la reestructuración de la deuda concretada hace una semana por la Secretaría de Finanzas de Nuevo León.

Enrique Barrios, legislador albiazul, explicó que se trata de una denuncia de hechos en la que hacen constar los términos que el estado consiguió para el refinanciamiento con una tasa de TIIE más 2.3, cuando otras entidades como el municipio de Monterrey logró un operación similar a una tasa de TIIE más 1.6.

Explicó que esta diferencia trajo a Nuevo León un quebranto de 4 mil 500 millones de pesos, lo que calificó como un negocio para la institución bancaria que realizó la reestructura y por el cual los funcionarios del estado deben pagar las consecuencias.

Agregó que las sanciones por este delito son de carácter penal y dijo que en los próximos días el Ministerio Público deberá citar a varios funcionarios para que comparezcan por este hecho.

La querella fue entregada en el Centro de Orientación y Denuncia (CODE) de la Procuraduría de Justicia, ubicada en la avenida San Jerónimo.

Barrios fue acompañado por los también legisladores albiazules, Blanca Sandoval, Francisco Treviño, Mario Cantú y el coordinador Alfredo Rodríguez Dávila.