31 de mayo de 2013 / 01:18 a.m.

 

Chiapas  • Samuel Toledo Córdoba Toledo, alcalde de Tuxtla Gutiérrez, anunció que a través de la reestructuración de dos adeudos con la Banca de Desarrollo (Banobras) por 410.9 millones de pesos, los intereses disminuirán durante el primer año de 51.1 a 39 millones de pesos anuales, tasa que anualmente descenderá un millón de pesos hasta el finiquito del préstamo.

Toledo precisó que en el año 2009, cuando el actual rector de la UNACH Jaime Valls Esponda ocupara la presidencia de Tuxtla Gutiérrez, adquirió un crédito por 131 millones de pesos. Dos años después el ahora ex alcalde Felipe Granda endeudó más al municipio con otro préstamo por 279 millones de pesos.

Sin embargo, los 410.9 millones de pesos sólo representan menos de la mitad de los más de 900 millones de pesos de deuda pública que fue heredada por las pasadas administraciones.

Toledo informó que para reducir el impacto económico a los capitalinos, se renegoció con Banobras para que los dos créditos fuesen unificados con el beneficio de reducir significativamente el monto de los intereses y ampliar el plazo de las mismas.

La estrategia del alcalde consistió en solicitar un crédito por el mismo monto del primer adeudo, es decir, 131 millones de pesos para pagar el endeudamiento adquirido en 2009 por la misma cantidad.

La nueva deuda se integró al préstamo de 2011 por 279 millones de pesos, quedando el mismo monto de 410.9 millones de pesos, pero reduciéndose considerablemente el pago de intereses que al primer año representará una disminución de 12 millones de pesos, pasando de 51.1 a 39 millones anuales.

 — HERMES CHÁVEZ