Reynaldo Ochoa 
22 de julio de 2013 / 12:13 a.m.

 

Monterrey.-   • El Gobierno del Estado dio a conocer este domingo la conclusión del proceso para reestructurar su deuda por un monto de 33 mil millones de pesos, a un plazo de 23 años y con un ahorro de cuatro mil millones de pesos en tres años.

Mediante un Fideicomiso Maestro y con la participación de siete instituciones bancarias, Rodolfo Gómez Acosta, secretario de Finanzas y Tesorería del Estado, y Álvaro Ibarra, secretario General de Gobierno, dieron a conocer la finalización de lo que representa la cuarta etapa del Programa de Ordenamiento y Fortalecimiento Integral de las Finanzas Públicas.

Gómez Acosta explicó que se realizó un concurso entre 12 bancas nacionales y se logró seleccionar las siete mejores propuestas, en un proceso realizado entre el 5 y el 19 de julio, concluyendo la conformación de un fideicomiso para reestructurar un total de 33 mil 648.84 millones de pesos de la deuda del Estado y una parte de la deuda del Instituto de Control Vehicular.

Según se explicó, son 20 mil 530.62 millones correspondiente a la banca comercial y 13 mil 118 .22 millones de pesos de la banca de desarrollo; así mismo, de estos son dos mil millones de pesos del ICV e incluye también las deudas por los llamados Cupón Cero del Fonarec y Profise.

Estos montos, según dijeron, incluyen los gastos operativos de la misma reestructuración y de la conformación del Fideicomiso Maestro.

El Secretario de Finanzas y Tesorería detalló que se consiguió una tasa de interés ponderada de 2.387 por ciento, que es apenas por debajo de la tasa que se tenía de 2.395 por ciento.

Sin embargo, destacó que lo más importante es que se logró un plazo de 23 años para pagar el refinanciamiento, lo que permitirá al Estado ahorrar un aproximado de mil 400 millones de pesos al año, es decir cuatro mil millones de pesos en tres años.