18 de abril de 2013 / 05:49 p.m.

El consenso no llega a las comisiones unidas de Educación y Presupuesto del Congreso local, que este jueves tienen programada una sesión para dictaminar la reforma a la Ley Estatal de Educación.

El fantasma de la suspensión campea en las instalaciones del Poder Legislativo, que a diferencia de otros días, carece de resguardo policiaco en sus inmediaciones.

La fracción parlamentaria del PRD, primera minoría con 20 de 46 diputados locales, decidió no mover la redacción que en el inicio de semana dejó satisfecha a la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG).

Mantenerse en la postura, generó la oposición radical de la bancada del PRI y del PVEM, que juntos suman 16 de las 46 curules.

La comisión de Presupuesto y Cuenta Pública del Congreso local la preside el perredista Oscar Díaz Bello; como secretario funge Ricardo Taja Martínez, del PRI, quien junto con su aliado del PVEM, Alejandro Carabias Izaca, mantienen una resistencia contundente a firmar el dictamen.

Díaz Bello cuenta con el respaldo incondicional del diputado del Movimiento Ciudadano (MC), Mario Ramos del Carmen, en tanto que está indefinido el voto de la panista Delfina Concepción Oliva Hernández.

La correlación en esta comisión es de dos a favor, dos en contra y una indefinición, hasta el momento.

La Comisión de Educación, Ciencia y Tecnología tiene un panorama todavía más complicado.

La preside el perredista Víctor Salinas Salas y tiene el respaldo de su compañero de bancada Jesús Marcial Liborio, pero tiene en contra el voto de los priistas José Luis Ávila López y Alicia Elizabeth Zamora Villalva, mientras que se mantienen indefinidos el diputado del Panal, Emiliano Díaz, y Evencio Romero Sotelo, del Partido Movimiento Ciudadano.

La de Educación es la única comisión legislativa que se integra con seis diputados locales.

Si la correlación de fuerzas no cambia, no habrá dictamen y en consecuencia, la sesión programada para este jueves se suspenderá.

 — ROGELIO AGUSTÍN