1 de julio de 2013 / 01:54 p.m.

Monterrey• Nuevo León exigió cambios en las reglas de operación del Fondo de Desastres Naturales (Fonden) en el marco del tercer aniversario del paso del huracán "Alex".

La burocracia de esta bolsa, que permite a los estados reponer su infraestructura dañada por fenómenos meteorológicos siempre y cuando sea igual a esta, complicó el proceso de reconstrucción del estado.

Tras el paso del huracán el 1 de julio del 2010, la entidad tuvo sólo diez días para documentar más de 8 mil obras ante el Fonden, de las cuales 5 mil 523 correspondían al Gobierno Estatal y el resto a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, principalmente, explicó el secretario de Obras Públicas, Luis Gerardo Marroquín Salazar.

“La normativa del Fonden, se tendrá que legislar mucho sobre ella, se tendrán que hacer cambios importantes, porque en la marcha de estos 3 años caminamos sobre cosas que antes del Fonden no te permitía hacer, como es el tema de las mejoras.

“Sin duda es urgente, más que necesario, es urgente, los diputados ya lo traen dentro de sus agendas (…), se tiene que legislar, se tendrán que hacer cambios para poder hacer las cosas mucho mejor”, reclamó el funcionario estatal.

La dependencia informó que al día de hoy, el 99.5 por ciento de la reconstrucción ha concluido, y quedan pendientes 28 acciones: 14 de ellas corresponden a esta Secretaría y las 14 restantes al Sistema Estatal de Caminos.

Marroquín detalló que estos trabajos concluirán a finales de julio y, los menos, durante los primeros días de agosto.

“Hubo obras en su mayoría que se ejecutaron con el mismo techo financiero y que ya fueron entregadas, pero hubo obras que teníamos la necesidad de ampliar las metas o recursos y que teníamos que esperar a finiquitar algunas otras obras, que estaban con un techo financiero mayor al que se requería.

“Entonces tuvimos economías o ahorros o disminución de metas, eso nos permitió llegar a las obras que necesitábamos crecer”, manifestó.

La obra más retrasada es el puente San Sebastián, ubicado frente al parque Pipo en el municipio de Guadalupe, que al igual que otros proyectos tuvo que ser replanteado, provocando así las demoras que impidieron al estado presumir un 100 por ciento de entrega en esta fecha.

Actualmente, Morones Prieto y Constitución ya operan a plenitud, pero convertidas en un Par Vial. La amarga experiencia del fenómeno obligó a que las obras a futuro se hagan con una visión diferente, considerando que la naturaleza reclama sus propios espacios, señaló Marroquín Salazar.

Para ello, el Consejo Estatal de Reconstrucción se transformará en el Consejo Nuevo León, cuyos integrantes participaran en la planeación y decisiones de nuevas obras.

“Hay documentos, hay actas, hay minutas que nos dejan un antecedente, y que nos dejan más preparado para las próximas generaciones o para los años venideros”, indicó Marroquín.

Nuevo León cierra este año el capítulo del "Alex", según declaró la semana pasada el gobernador Rodrigo Medina.

Más de 17 mil millones de pesos se gastaron para dejar funcional a un estado que pagó en un solo día la deuda con la naturaleza.

LUIS GARCÍA