2 de mayo de 2013 / 02:50 p.m.

Monterrey • Las reformas a la Ley del Seguro Social encarecerán la obra pública en todo el país, y Nuevo León no será la excepción.

A la espera de que se aprueben las modificaciones a dicha normativa, la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción estimó que los trabajos subirán 15 por ciento por este concepto, lo que incidirá en forma directa en los presupuestos de los gobiernos municipales y el estatal.

“"El activo humano es el principal para nosotros, cuando hay trabajo, hay que contratar. ¿Qué va a suceder? Que las obras se van a encarecer, entre un 10, un 15 por ciento, dependiendo el tipo de obra, donde incida una mayor cantidad, pues aumenta"”, explicó Arturo Moyeda Treviño, presidente del organismo en la entidad.

No obstante, el golpe podría ser todavía mayor en algunos casos, pues algunas obras requieren de mayor personal y menos maquinaria, situación que elevaría los costos por encima de 20 por ciento, refirió el líder constructor.

“"(Afectará) bastante, es dependiendo del tipo de obra, en algunas obras hay una mayor participación de lo que es mano de obra, hay otras en las que el equipo incide más, pero fácilmente estamos previendo que nos va a pegar entre un 12, 20 o 22 por ciento de aumento, debido a la equiparación de los salarios, si es que se aprueba"”, detalló.

CTM se opone a propuesta

Los obreros se oponen a un incremento en las cuotas obrero patronales del Seguro Social y a que las prestaciones se indexen al salario, porque se verían afectados en sus ingresos, aclaró el dirigente estatal de la CTM, Ismael Flores Cantú.

“"El Seguro Social tenemos que salvarlo, porque es un modelo único en todo el mundo, pero también tenemos que ver sus finanzas y su administración responsable, y sobre todo, la atención al derechohabiente que deja mucho que desear y es muy maltratado el trabajador que usa hoy en día los servicios del Seguro Social"”, dijo Flores Cantú, luego de la guardia de honor en el Monumento al Obrero.

LUIS GARCÍA