16 de enero de 2013 / 09:35 p.m.

El gobernador del estado señaló que se busca preservar la seguridad en la entidad y reforzar la vigilancia en el municipio cañero y toda la zona del Sotavento.

 

 

Veracruz de Ignacio de la Llave • Luego de la desaparición de ocho policías del municipio de Úrsulo Galván, y la renuncia de los elementos restantes ante el temor de correr la misma suerte, este día el gobierno del estado anunció que el programa Veracruz Seguro reforzará sus acciones en ese lugar y la región del Sotavento.

El gobernador Javier Duarte de Ochoa informó que a partir de este miércoles la policía estatal se hace cargo de la seguridad en Úrsulo Galván, donde el pasado 11 de enero desaparecieron ocho policías y la patrulla en la que viajaban fue encontrada calcinada Vega de Alatorre, municipio cercano.

En conferencia de medios realizada en Sala de Banderas de Palacio de Gobierno, Duarte de Ochoa explicó que con esto buscan preservar la seguridad, Veracruz está de pie y se reforzará la vigilancia en el municipio cañero y toda la zona del Sotavento.

El Cabildo municipal de Úrsulo Galván acordó solicitar al gobierno del estado y al Congreso local hacerse cargo de la seguridad, al quedarse sin elementos en la corporación.

Isabel Zamudio