7 de marzo de 2013 / 02:36 p.m.

Santiago • El incendio que se registra desde el fin de semana en la sierra de Santiago no está controlado.

El clima seco y las ráfagas de viento han propiciado que las llamas continúen, aunque no se registran más daños considerables en la vegetación, pues el área está contenida.

“"No hemos podido llegar a la etapa de control. Lamentablemente ahorita el viento está arreciando"”, señaló el alcalde del Pueblo Mágico, Homar Almaguer.

El munícipe aseguró que el siniestro aún no ha afectado en forma grave las copas de los árboles o pinos de la región, a pesar de que hasta el momento se han consumido cerca de 65 hectáreas.

“"Una ventaja es que ha sido un fuego rastrero, no le ha llegado a los árboles grandes. Ustedes lo van a poder constatar ya cuando se levante esta contingencia"”, explicó.

La tarde de este miércoles se integraron otros 150 elementos para apoyar en las maniobras de sofocación, los cuales se sumaron a los 580 que ya operaban.

Además, son ya cuatro helicópteros los que combaten las llamas, pues la Secretearía de la Defensa Nacional apoya desde ayer con dos aparatos equipados con baldes de más de mil litros.

“"Se espera que en unas 48 horas ya pudiéramos hablar de que se tiene el control. Después habría que empezar con la etapa de rescoldeo y enfriamiento"”, advirtió el alcalde santiaguense.

El funcionario indicó que, pese a las condiciones adversas, no existe riesgo para la población de Santiago, ni tampoco para quienes visiten el denominado Pueblo Mágico.

Los sitios turísticos y las rutas de recreo que existen en aquella región permanecen abiertos y funcionando de manera ordinaria, aseveró el alcalde.

Por su parte, el gobernador del Estado, Rodrigo Medina, en visita de supervisión, informó que ya son 60 las hectáreas que se encuentran incendiadas y que todavía hay puntos donde el fuego está consumiendo hierbas, hojas y arbustos en la sierra de Santiago.

En rueda de prensa, que se llevó a cabo en el campamento, cerca de donde se encuentra el siniestro, en la comunidad de los Fierros, el mandatario estatal dijo que el siniestro puede inclusive llegar a tomar fuerza, todo ello de acuerdo a la velocidad del viento.

“"No vamos a descansar, vamos a estar aquí con todos los brigadistas, tenemos víveres suficientes, están bien atendidos, tenemos la cantidad de herramienta necesaria, estamos tomando precauciones por si esto por algún motivo pudiera hacerse más grande que no pensamos que sea el caso hasta este momento, pero tenemos las precauciones tomadas por si necesitamos más material, más personal, si requerimos mayor apoyo"”, explicó Medina de la Cruz.

Anunció que el número de personas que arribarán al área del incendio aumentará en breve.

“"Insisto, se incrementará el personal de la Defensa Nacional, llegarán más helicópteros y esperemos, si no hay novedad, si no cambian los vientos, si no viene una racha extraordinaria de un viento fuerte, pues que el día de hoy ya pasemos de la contención a la disminución, después al rescoldeo y después al enfriamiento"”, dijo.

El mandatario estatal confirmó que son cuatro helicópteros los que están realizando las labores de combate al fuego en las partes altas, en tanto que son entre 650 y 660 personas quienes se encuentran tratando de extinguirlo en las partes bajas.

Aseguró que se encuentran colaborando voluntarios que tienen capacitación y experiencia en el combate de incendios, que recibieron vía Conafor o Protección Civil, y son provenientes de algunos poblados del municipio de Santiago.

Sostuvo que no hay posibilidad de evacuación de personas en la zona, ya que el área poblada se encuentra alejada del lugar donde está sucediendo el siniestro.

Junto al ejecutivo estatal estuvieron Jorge Camacho, director de Protección Civil; Homar Almaguer, alcalde de Santiago; Álvaro Ibarra, secretario General de Gobierno; el general Noé Sandoval, de la IV región militar; Alfredo Flores, secretario de Seguridad Pública del Estado y Víctor Navarro, comisario de la Policía Federal.

El Mandatario Estatal recibió el apoyo del Gobierno Federal, a través del Secretario del Medio Ambiente y Recursos Naturales José Juan Guerra Abud quien le ofreció más equipo para combatir el incendio.

Por otra parte la Comisión Nacional Forestal envió a Nuevo León un grupo personas especializadas en incendios forestales, procedentes de Durango y San Luis Potosí, para sumarse a las labores de sofocación.

AGUSTÍN MARTÍNEZ